APRENDER A ESCUCHAR

Es mucho mejor aprender a escuchar bien aunque sea por un oído. Que tener dos oídos sordos por tanto ruido. Al cabo de un día se oyen muchas cosas pero se escucha poco.

Hay una gran diferencia entre oír y escuchar. Tu oyes pero no quiere decir que retienes; ahora cuando escuchas prestando atención , puedes retener lo que te están hablando. Aprender a escuchar es una de las habilidades más valiosas para nuestro día a día. Escuchar correctamente nos sirve no solo para entender la postura de la otra persona, sino también para relacionarlos adecuadamente con ella, tanto en las relaciones personales como en las profesionales. Oír y escuchar son dos actitudes distintas. Cuando oímos no prestamos una atención profunda, sino que simplemente captamos la sucesión de sonidos que se produce a nuestro alrededor. Que frustrante es cuando tú hablas con alguien y te das cuenta , que no te presto atención. La verdad que existe mucha gente que aunque tienen oídos y oyen, parecen sordos ante las circunstancias de la Vida. Cuando tienes dificultades de retención, se te olvida fácil lo dicho. Mantener el contacto visual de la persona que este hablando también ayuda a aprender a escuchar, a esto se le denomina prestar atención. Respetar el momento de hablar sin interrumpir a la otra persona, podrás escuchar mejor e interpretar lo que están hablando , para sacar una buena conclusion de lo que escuchaste y poder contestar coherentemente.

El que responde antes de escuchar, cosecha necedad y vergüenza. Proverbios 18:13.

Son pocas las personas que saben escuchar de verdad. No prestan atención, aunque sí lo simulan y esto provoca diferentes conflictos que afectan a la relación con las demás personas. No somos conscientes de la importancia que tiene saber escuchar y de lo mucho que nos beneficiaría potenciar esta habilidad. Sin embargo, nuestra necesidad de ser escuchados pasa por encima de esto y nos volvemos egoístas sin ser conscientes de ello. Te doy una clave para aprender a escuchar mejor; escucha con atención y descubre una palabra clave de una frase, retenla en tu mente o si puedes la escribes en tu notas, veras que te podrás acordarte de lo hablado. Ejemplo; Has oído muchas veces está frase. !!Venga a nosotros tú reino y hágase tú voluntad, aquí en la tierra como en el cielo.!!. Ahora al escucharla descubre una palabra clave , como !! Venga!!.. Al retener esa palabra, me voy acordar siempre que JESUS regresa, que su voluntad se manifiesta aquí en la tierra como en el cielo, pero que tengo que tener Fe, esperanza y el perdón de mis pecados, para ser heredero del reino De Dios.

En El también vosotros, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído, fuisteis sellados en El con el Espíritu Santo de la promesa. Efesios 1:13 .

La palabra clave de esta frase si las has oído es creer . Ya que solo podemos ser salvos si creemos en la verdad del evangelio y en Jesucristo como nuestro salvador. Oímos a diario de grandes acontecimientos que están sucediendo en la tierra, al escuchar esto me acuerdo de Dios y de su palabra hablada que se está cumpliendo.

En los postreros días, cuando estés angustiado y todas esas cosas te sobrevengan, volverás al Señor tu Dios y escucharás su voz. Deuteronomio 4:30.

Dar y recibir retroalimentación. Se trata de un aspecto importantísimo de la comunicación efectiva. Para ponerlo en práctica podemos solicitar que aclaren ideas que no nos quedaron claras y reformular, con nuestras propias palabras, el mensaje que hemos captado. Así, evitamos caer en malentendidos innecesarios. Por esto para poder estar en paz es necesario escuchar con atención la palabra de Dios y poner en practica su mensaje de salvación. Aceptando el sacrificio de Jesucristo y arrepintiéndonos de nuestros pecados.

Porque él es nuestro Dios. Somos el pueblo que él vigila, el rebaño a su cuidado. ¡Si tan solo escucharan hoy su voz! Salmos 95:7

Por esto el saber escuchar implica demostrar que estamos interesados en lo que nos dicen. De no ser así, el otro percibirá que no está siendo atendido y provocaremos una respuesta negativa de su parte. La clave de la sabiduría es aprender a escuchar bien.

ORACIÓN

Señor hoy decido a escuchar tu voz, a retener tus mandamientos, sabiendo que tú prestaras atención a mis súplicas y mis oraciones. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario