EL ROL DE PROVEER

Cuando somos responsables de lo que Dios nos entrego. Podemos depender de su provision. Así que toma este rol y afírmate como proveedor de tu hogar.

Cuando hablamos de proveer, por lo general, se refiere a abastecer, proporcionar o conceder aquello que se necesita para algo. Se habla de proveer tanto como como cuando una empresa provee algo, hasta cuando proveemos información o educación a alguien., de igual manera cuando proveemos lo necesario para la mantener nuestra familia estable, cumplimiento con las obligaciones requeridas para el sustento y en lo espiritual. Como Padres Dios nos ha dado el rol de ser los “sacerdotes” que oramos a favor de nuestras familias. Siempre en las escrituras vemos el rol el Padre como el del guardián, o de velar por el bien de su familia. Las oraciones de un padre son como un “cerco” de protección alrededor de su familia. Hay un personaje en el Gran Libro, que es un gran ejemplo de un hombre que por medio de sus oraciones, la salvación llego a su casa. Este hombre es Cornelio. La narración dice que Dios envió su ángel, en respuesta a sus oraciones. Solo quiero referirme a este verbo proveer, para identificar quien es tú proveedor tanto material como espiritual. En una de las enseñanzas que JESUS nos habló, diciendo:

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?. Mateo 6:26.

Al observar las aves que están afuera, me puedo imaginar como DIOS Padre les provee de su alimento, de su forma de sostenerse y multiplicarse, las vemos volar libres por el aire, emigran de un lugar a otro confiadas y seguras de sus vuelos, dependiendo de los recursos que en su entorno tienen. Cantan y abren sus alas en acción de agradecimiento a su Padre Creador. Ahora quiero que analicemos esto: que pasa cuando esta ave, la toma un hombre y la pone en una jaula?. Su estado no es el mismo ya que deja de depender de DIOS, para depender del hombre, el es quien le proveerá el alimento y el agua para sus sustento, ya no podrá volar libre por que se encuentra cautiva, aunque la ponga en una jaula de oro, esta ave no es igual, puede sufrir de estrés, si al hombre se le olvida proveerle el alimento puede morir de hambre. Analicemos esta enseñanza humanamente. Hoy en día hay muchos que viven dependiendo más del hombre como proveedor, están enjaulados en sus afanes, viven encadenados y oprimidos por sus humanas dependencias, No son libres y sin encontrar soluciones de la verdadera prosperidad. Por esto comprendiendo lo que JESUS nos quiso hablar; me da un ejemplo maravilloso que es depender De Dios como proveedor; El tendrá cuidado de nosotros, seremos como las aves del cielo, libres podemos volar alto y confiados de nuestro rumbo, sabiendo que encontraremos sustento en nuestra vida de todo lo creado, será nuestro refugio en cualquier situación, trayéndonos la provisión tanto espiritual como material, que nos ayudará a vivir confiados.

Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Filipenses 4:19.

Algunos hombres ven este rol de proveedores económicos como una manera de controlar a la esposa por medio de controlar la economía, y en vez de ser proveedores, se ven su rol como una especie de autoridad para controlar y manipular a su mujer por medio de controlar y manipular las finanzas familiares. Tu actitud no debe de ser la de controlar, por el contrario la economía debería de ser algo que los una, ya que los dos quieren el bien familiar. Una de las formas que les ayudara a evitar los conflictos por el dinero es estableciendo un presupuesto familiar que los dos respetaran, y que crearan pensando en las necesidades reales de la familia y sobre todo basado en las entradas económicas de la misma. Recuerda que tus recursos vienen con propósitos que Dios te otorga para cumplir con cabalidad tus funciones como un hombre temeroso de Dios y responsable de lo que tiene que proveer.

Cada uno debe decidir en su corazón cuánto dar; y no den de mala gana ni bajo presión, «porque Dios ama a la persona que da con alegría». Y Dios proveerá con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra para compartir con otros. 2 Corintios 9:7-8.

Por esto reflexiona y pregúntate. ¿ Quien es tu proveedor ?. La provision de Dios nos dará el conocimiento necesario para obtener los recursos con sabiduría y destreza . De ahi que lo que Dios provee no da tristeza y sera una gran bendición a nuestra vida. ¡ GRACIAS DIOS POR TU PROVISIÓN!

ORACIÓN.

Señor . Hoy reconozco que depender de ti, es mejor que depender del hombre.Se que tu eres mi proveedor y por esto levanto oraciones de agradecimiento. Siendo responsable de lo que me entregaste para el sostenimiento. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario