¿ POR QUE SOS INCRÉDULO?

La persona incrédula es como el cemento endurecido, que ha cambiado la fe por la razonamiento humano.

La incredulidad no consiste meramente en negar la existencia de Dios o en rechazar la divinidad de Jesucristo, sino en desconocer los signos y los testigos de la palabra divina, en no obedecerle. No creer, según la etimología de la palabra hebrea «creer», es no decir «amén» a Dios; es rechazar la relación que quiere Dios establecer y mantener con el hombre. Esta negativa se expresa diversamente: el impío pone en tela de juicio de la existencia de Dios. La verdad que la incredulidad no es mas que la ausencia de la fe en la persona. En muchas ocaciones el producto del incrédulo ocasiona pecado en su vida ya que el no se somete a la ley de Dios. Es la ausencia de la verdad del Eterno aplicada en la vida. Muchos no creen por que no quieren ser confrontados con su forma equivocada de proceder y actuar. para no creer en la supremacía de el Eterno Dios.

El necio ha dicho en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, han cometido hechos abominables; no hay quien haga el bien. Salmos 14:1.

La incredulidad se origina en las personas cuando creemos que Dios es hombre como nosotros, o sea, cuando lo reducimos a nuestra humanidad. La persona escéptica a la verdad de la creación Divina . Se deja llevar por los impulsos de una propia interpretación de la vida humana, esto a ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad , donde el hombre a querido razonar de el principio de la cremación, queriendo igualarse al Creador. El se dice a sí mismo no hay Dios, y no acepta su divinidad.

Los que dicen: Que se dé prisa, que apresure su obra, para que la veamos; que se acerque y venga el propósito De Dios , para que lo sepamos. ¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! Isaías 5:20.

Ahora existe el hombre pusilánime, que es aquel que le falta valor , para creer de su amor y su omnipotencia. Se dejan llevar fácilmente por las corrientes de otros, en prácticas incoherentes de la verdad existente De Dios. Cambian la verdad de el Señor por tradiciones ancestrales del pasado , donde reducen a Dios a un ídolo hecho por manos de hombre y le rinden cultos. Si llevamos la incredulidad al ámbito natural nos damos cuenta que tenemos muchas razones para no creer en los hombres a causa de sus mentiras y engaños, pero Dios es un caso totalmente distinto, Dios no miente ni tampoco engaña. A muchas personas se le hace difícil creerle a Dios porque piensan que Dios es hombre, cargado de faltas y errores.

¿No es la calamidad para el injusto, y el infortunio para los que obran iniquidad?. ¿No ve El mis caminos, y cuenta todos mis pasos?. Si he caminado con la mentira, y si mi pie se ha apresurado tras el engaño. Job 31:5.

Ahora hay quienes son rebeldes, sus soberbias los llevan siempre a estar en contra de la obediencia, siempre buscan un problema para justificar sus engaños, dejándose llevar por la altanería sobre la verdad De Dios, y no admiten su soberanía. Estos los describiré el Gran Libro así:

Moradores de tinieblas y de sombra de muerte, prisioneros en miseria y en cadenas, porque fueron rebeldes a las palabras de Dios y despreciaron el consejo del Altísimo. Salmos 107:11.

A diferencia de la idolatría, la incredulidad admite grados y puede coexistir con cierta fe. La línea de demarcación entre fe e incredulidad pasa menos entre diversos hombres, que por el corazón de cada hombre.

El Señor juzga a los pueblos; júzgame oh Señor, conforme a mi justicia y a la integridad que hay en mí. Acabe la maldad de los impíos, mas establece tú al justo, pues el Dios justo prueba los corazones y las mentes. Salmos 7:9.

Dios no se mueve por tu mente, Dios se mueve por tu fe. Esta es unas de las tantas razones por la cual el Espíritu Santo no tiene movimiento en la vida de muchas personas. Dios nos manda a vivir por fe por una sola razón, quitarle los límites a él para operar en todo tiempo y en todo lugar. Si hacemos uso de la fe, continuamente veremos a Dios moviéndose. Sabemos que muchas de las cosas que Dios mandó a hacer en su Palabra carecen de sentido lógico, por lo tanto cuando Dios nos manda a hacer algo debemos de hacerlo con fe y no buscar el cómo lo hará . Por esto no razones con tus instintos humanos de la verdad de Dios. Deja que el Espíritu Santo te redarguye y verás como te llenaras de una vida de fe, paz y esperanza. Cuando Dios te manda a hacer algo es porque él lo respaldará con su Palabra.

Declaró un AMÉN. De la verdad del ser creador de lo cielos, la tierra. El és el Dios del universo.

ORACIÓN

Señor Dios. Te reconozco como mi creador, Tú me formaste desde el vientre de mi madre, dándome vida, por eso veo tu omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia, de tu verdad en mi vida; rechazando todo espíritu de incredulidad que este a mi alrededor. Aferrándome a Tú Palabra que es vida y porvenir. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario