LAS HERIDAS ABIERTAS DEL ALMA

Tus heridas se sanan, cuando el perdón y la misericordia entran tu vida. Por esto. !No te desangres ¡

Una herida es un corte o una lastimadura en alguna parte de un cuerpo vivo. Cuando somos heridos significa que tenemos esperanza de ser sanados, y que esto conllevará un tiempo de restauración, para curarla, después veremos una cicatriz que se marcará en nuestro cuerpo, para recordarnos ese momento, por el cual pasamos. Mas es muy difícil que la cicatriz se borre. Si comparamos etas heridas con las que se hacen del alma, donde somos afectados por alguien que nos causó, un agravio o ofensa; que nos llevó a sentir un gran dolor en nuestro corazón, llevándonos a un estado emocional y psicológico, de sufrimiento, estas duelen mucho en nuestro interior. De ahi que a veces existen personas que se la pasan escupiendo amargura a diestra y siniestra a los demás. Produciendo heridas que causan dolor , caiga quien caiga. Haciendo mucho daño en el corazón a quien las reciben. Parecen que llevan un puñal el cual entierran por delante o por detrás , causando heridas en los sentimientos y afectando las relaciones. Ya que nuestro interior se baña de sangre causando molestia espiritual en el alma herida. Estas heridas también llevan su tiempo para ser sanadas, se necesita de un gran doctor capaz de sanar el alma.

¿De quién son los ayes? ¿De quién las tristezas? ¿De quién las contiendas? ¿De quién las quejas? ¿De quién las heridas sin causa? ¿De quién los ojos enrojecidos?. Proverbios 23:29 .

Este doctor es DIOS, que a través de su palabra recibimos la sanidad del cuerpo y del alma, a través del perdón, la misericordia, el amor. Las marcas que nos dejan estas heridas serán las enseñanzas, que nos llevarán a crecer espiritualmente, para no caer en el mismo error. Ya que son la cicatrices del recuerdo donde fuimos curados.

El Señor, sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas. Salmos 147:3 .

Cuando somos heridos de muerte, vivimos una angustia, una agonía, vemos que la vida se nos va, pero solo un milagro de esperanza podrá salvarnos. Es ahi en ese momento donde se desarrolla una Fe en JESUCRISTO, capas de sanar y restaurar el cuerpo.

El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados. Isaías 53:5.

Si, estas destrozado. Y este sentimiento es demasiado grande, date un tiempo para buscar el hospital del alma. Ve a una iglesia y empieza a ingerir medicina de la Palabra de Dios, esta entrara en tu vida y te confrontara con el antibiótico espiritual , que te dará las defensas necesarias , para sanar las heridas producidas en el corazón. Mientras no tengas el valor de sentir los dolorosos sentimientos existenciales de la vida – la herida del corazón – vas a continuar sacrificándote o haciéndote a un lado, enojándote, culpando y defendiéndote, y volcándote en sustancias o actividades para evadir tus auténticos sentimientos.Si no entras y consultas con el Doctor del alma, te podrás desangrar de rencor y de odio. El cual solo podrá causar mas debilidad a tu cuerpo y aun una muerte pasional y espiritual. Cuando estas en tu ego yo herido, es fácil herir tus sentimientos diciéndote a ti mismo que eres malo o que estas mal o que es tu culpa que estés siendo tratado de una forma nada amorosa. Tú sientes sentimientos heridos siempre que tomas el comportamiento de alguien más como algo personal. Más una vez te inyectes de el perdón, observaras como esa herida se cierra y quedara una cicatriz de enseñanza y madurez. Por esto si estas herido tienes la posibilidad de ser sanado . Mas todavía no estas muerto. Solo ve a que te traten y te curen.

ORACIÓN

Dios y padre nuestro, reconozco que he sido herido, pero se que tu palabra me restaura, me cuida y me sana. Tus promesas son un si para el que cree, dándome una vida llena de esperanza y perdón. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario