CONFORME O CONFORMISTA

Cuando pierdes tu enfoque te vuelves conformista . Mas cuando luchas por tus ideales , te conformas con la verdad de tu vida , para salir adelante.

El Conformismo, es la actitud de aquellas personas que aceptan sumisamente y con resignación cualquier circunstancia injusta o adversa. Cuando entras en esa actitud negativa de aceptación de los acontecimientos cotidianos independientemente de sus cualidades positivas o negativas, te sientes sin ánimo de lucha y siempre busca una autojustificación para no salir adelante. En muchas ocaciones la persona conformista es pesimista y no tiene un espíritu de motivación, son pobres de opinion y su autoestima es baja, su sentimiento de inseguridad siempre los lleva a dudar para no desarrollarse en la vida. En cambio estar conforme es una calificación positiva que implica estar de acuerdo con lo que sucede. El conforme aunque acepta lo que esta pasando, siempre va buscar una oportunidad para lograr algo mejor, se adapta a las circunstancias ya sea en el ámbito social, matrimonial, familiar o espiritual; Obedeciendo a la normas y reglas establecidas, para mantener una buena relación.

La persona que se conforma con la verdad de su vida, siempre sera consiente de la realidad, pero no quiere decir que llego hasta ahi , ya que su espíritu de motivación y superación lo tiene muy consiente. De ahi la diferencia entre conformista que es el que llega hasta un punto y el conforme que acepta la verdad, pero siempre tendrá un espíritu de lucha. Nosotros debemos estar conforme a las enseñanzas que recibimos del Gran Libro. Ellas nos ayudarán a saber los límites y las capacidades espirituales, para obedecer los mandatos que se estipulan, para una vida de bendición. Con la cual podremos saber y entender lo que proviene de Dios, para nuestro bienestar y lo que no es de El , para sacarlo de nuestra vida. Ahora en ambas partes tanto el conformismo y estar conforme , se hace necesario salir de ese estado ya que no podemos limitarnos a que otra persona hagan algo por nosotros, sabiendo que somos capaces y tenemos las fuerzas para luchar. A no ser que estas postrado en una cama con una grave enfermedad que nos limita hacer actividades. Más es ahi donde debemos confiar en poder de Dios para desarrollar una fe , donde su esperanza estará presente en nuestra vida, para que pase lo que pase El será quien manifestara nuestro cuidado. Como dice el Salmista.

Ven y muéstrame tu misericordia, como lo haces con todos los que aman tu nombre.Guía mis pasos conforme a tu palabra, para que no me domine el mal. Salmos 119:132-133.

En términos generales, la conformidad es adaptativa y necesaria, mientras que el conformismo es una forma de conformidad excesiva que nos arrebata la individualidad y la capacidad de hacer cambios. Por esto cuando somos educados nos hemos conformado con las enseñanzas del maestro para salir adelante ; mas si somos conformistas no hacemos vagos. Es decir, conformarse es necesario para aceptar nuestra realidad y para convivir en sociedad, pues fomenta el hecho de que sigamos normas fundamentales y sintamos pertenecer a un grupo. Así, reconocemos que somos parte de algo más complejo y relevante que nosotros mismos, pero también estamos conscientes de que hay deficiencias en nuestra vida y en nuestro entorno, e incluso normas que quizás es mejor no acatar. En cambio, el conformismo consiste en llevar la conformidad al extremo y caer en cierto estado de desanimo y de desesperanza crónica. En otras palabras, el conformismo es adaptarse o conformarse demasiado con nuestra realidad individual, al igual que con las normas sociales. Por lo tanto, es una forma de resignarse a una realidad que, aunque puede llegar a ser deficiente, abrumadora o desagradable, estamos ilusoriamente convencidos de que no podemos hacer nada para cambiarla. Por esto no andemos en la conformidad de la carne y el pecado; si no conforme a las enseñanzas de Jesucristo, para una vida llena de bienestar y sabiduría de la verdad que reflejará el poder de Dios en la salvación.

Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. Romanos 8:1 .

En nuestra vida personal, similarmente, conformarnos con absolutamente todo lo que tenemos y lo que somos , esto puede llegar a constituir un extremo mediocre, pues siempre hay cosas que mejorar y diversos objetivos valiosos que conseguir. Esto es evidente. Sin embargo, el extremo opuesto consiste en sufrir constantemente por la necesidad obsesiva de un mejor futuro, enfocarse únicamente en las carencias y quizás no aceptar todo lo bueno que ya se ha conseguido. Así, se puede caer en un círculo vicioso en el cual, sin importar cuánto nos esforcemos por ser mejores o por mejorar nuestro entorno, nunca nada es ni será suficiente. Para esto es necesario movernos constantemente en lograr alcanzar un futuro mejor y esto se hace luchando por nuestros ideales y objetivos en la vida.

ORACIÓN

Señor Dios y Padre nuestro, ayúdame cada día a no estar en la conformidad de la carne, sino conforme a tu palabra que me llena de bendiciones. Amen

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario