PROTECCIÓN O SOBREPROTECCIÓN

Amar no es sobreprotección, si no proteger con sentido razonable a quien decidimos cuidar.

La protección es la acción y efecto de proteger resguardar, defender o amparar a algo o alguien. Mas la sobreprotección es la forma de hacer daño a quien queremos. La protección es un cuidado preventivo ante un eventual riesgo o problema. Es el instinto que los seres humanos tenemos cuando en medio de una dificultad buscamos amparo en algo o en alguien, cuando somos cuidadosos de lo que nos puede suceder siendo protegidos ya sea en lo personal, físico, social y espiritual. El poder ser amparados por alguien que nos defiende, sintiendo por nosotros una protección de amor, como nuestros padres, hermanos, amigos. El amor requiere de protección, es ahi donde demostramos lo que sentimos por la otra persona, ya que somos resguardados por medio de un sentimiento, que nos defenderá en cualquier circunstancia. Se dice que en el hombre se estableció la protección de la familia, ya que en este orden de Dios, el es quien tiene la responsabilidad de cuidar y suplir la necesidades del hogar. Mas la mujer siempre buscara la protección en el hombre que ama y ella tendrá el cuidado de los hijos su instinto de proteger a sus hijos empieza desde el momento que siente la criatura en su vientre, mas cuando nace el hijo en un hogar estable por los padres , el se sentirá protegido por ellos durante el periodo de crecimiento para ser formados como persona. Es muy diferente proteger que sobreprotección, en esta ultima es un cuidado exagerado, llevando a la persona a no poder determinar por si sola, cuando niños podemos tener sobreprotección de nuestros padres, pero una vez crecemos y somos formados solo podemos contar con una protección. La exageración de la sobre protección limitan a un desarrollo personal, ya que la persona no toma sus propias decisiones, esta siendo cautivada a no aprender a vivir por su propias experiencias, llegando a ser manipulada por quien lo sobre protege. De ahi que el aprender amar no es llegar al limite de la sobreprotección, si no a ser equilibrado en los deberes que asumimos con quien nos estamos relacionando, ya sea un hijo, esposa o esposo , o una persona a la que decidimos cuidar. Debemos ser conscientes que cuando sobre protegemos podemos hacernos daño con los sentimientos. Ya que puede existir una desilusión que causara desengaño , en el cual nuestra vida podrá ser afectada. Por esto es necesario poder amar a travez de Dios, para poder aprender a discernir los equilibrios emocionales y no amar con el alma que es donde se alberga los sentimientos extralimitados , si no con un corazón que pueda controlar el uso de la razón. En en ese momento que entenderemos la protección de Dios. El nos protege y nos cuida, dándonos la oportunidad de que confiemos en sus promesas que tiene para nosotros. El reconocimiento del derecho a la vida no es suficiente, sino que debe ser completado con la protección de aquellas personas que ven peligrar su vida y deben huir para encontrar un lugar seguro. En el que puedan vivir confiados en un futuro mejor y esto es lo que ofrece el poder tener una relación segura con Dios. Así dice el Gran Libro. Que del único que debemos esperar protección es del Eterno .

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para obtener una herencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará, reservada en los cielos para vosotros, que sois protegidos por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último tiempo. 1 Pedro 1:3 .

Es importante entender que estamos bajo el nuevo pacto y no bajo el antiguo. Dios no promete mantener a los creyentes en Cristo alejados de todo daño físico. Ciertamente hay momentos cuando nos protege misericordiosamente de situaciones donde podríamos sufrir una lesión o pérdida. No hay nada malo con pedir protección física de Dios, con tal que comprendamos que él no siempre considera oportuno el concederla. Él sabe que somos fortalecidos por las luchas que aparecen en nuestro camino, y en cada lucha física, estamos seguros de su protección espiritual. Que es la que nos dará paz en cada situación que vivamos por difícil que sea.

El Señor te protegerá de todo mal; El guardará tu alma. Salmos 121:7 .

Por esto proteger con el uso de la razón es la mejor forma de amar. Mas cuando nos exageramos y damos mas de lo que merecen nos extralimitamos en el cuidado. Por esto hay quienes quieren proteger y amar mas que Dios. Y es ahi donde nos metemos en los procesos de los demás, causando problemas a nuestra vidas. Por eso: Cuando podemos amar con la razón equilibrada , podemos proteger y ser protegidos por Dios.

ORACION:

Reconozco Tú protección Oh Dios sobre mi vida, descanso es tus promesas que son las que me darán el entendimiento de aprender amar y proteger a lo que me has provisto. Con un equilibrio de la verdadera razón sin extralimitarme. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario