EL DINERO NO ES MALO . EL MALO ES UNO.

Si sabes manejar bien el dinero podrás ver días felices . Mas si lo desparramas veras sufrimiento en tu vida. Controla tus emociones con el.

El dinero es un medio de intercambio, por lo general en forma de billetes y monedas, que es aceptado por una sociedad para el pago de bienes, servicios y todo tipo de obligaciones. El dinero cumple con tres características básicas: se trata de un medio de intercambio, que es fácil de almacenar y transportar; es una unidad contable, ya que permite medir y comparar el valor de productos y servicios que son muy distintos entre sí; y es un refugio de valor, que posibilita el ahorro. La palabra dinero se menciona por primera vez en el Gran Libro, cuando Dios le cambio a Abram el nombre por Abraham, desde ese entonces se le llamó dinero a todo lo que el podía tener como valor, para salir de su parentela y poder negociar por donde pasaba. Ese dinero era representado por las riquezas que poseía. Fue el quien por primera vez supo devolver el dies por ciento de lo que ganaba, llamándolo diezmo y entregándoselo al sacerdote Melquisedec en gratitud. Para cubrir las necesidades del servicio a Dios. El Señor usa el dinero para sus propósitos.

Da al pobre con generosidad, no de mala gana, porque el Señor tu Dios te bendecirá en todo lo que hagas. Siempre habrá algunos que serán pobres en tu tierra, por eso te ordeno que compartas tus bienes generosamente con ellos y también con otros israelitas que pasen necesidad. Deuteronomio 15:10-11.

No podemos separar nuestras finanzas de nuestras creencias. Dios no da el dinero solo para nuestras necesidades físicas; lo utiliza también para transformarnos espiritualmente. En tiempos de necesidad, nos enseña a confiar en Él será el proveedor demostrando su fidelidad. Ahora El utiliza el dinero como una herramienta para enseñarnos disciplina. Que en vez de abandonarnos a nuestros deseos, aprendemos a buscar su voluntad y a estar satisfechos con lo que tenemos. Además, el Señor usa el dinero para enseñarnos a ser generosos y altruistas.

Porque la sabiduría protege como el dinero protege; pero la ventaja del conocimiento es que la sabiduría preserva la vida de sus poseedores. Eclesiastés 7:12 .

Ten cuidado de poner el dinero primero que Dios, ya que el mismo té avergonzará y te llevará a la ruina espiritual. No te hagas esclavo del dinero poniendo su vida solo al rededor de el. Ni tampoco te dejes impresionar por el. Ya que es una raíz que trae problemas cuando no se sabe manejar sabiamente. El dinero realmente no es malo el malo es uno cuando se deja llevar por la codicia y el engaño para obtenerlo. Hay quienes se dejan llevar la maldad para obtener ganancias ilícitas. Esto es pecado delante de Dios. Y si actúas de esa manera la justicia de los hombre y de Dios tarde o temprano te alcanzarán.

Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores. 1 Timoteo 6:10.

Saque un billete de su billetera y mírelo; ese pedazo de papel. Más es un poderoso instrumento en manos del Señor cuando usted le da autoridad sobre lo que posees y te dejas manejar con el plan del Señor. Así sabras que si te sobra podes ayudar a muchas personas con el . Tu dinero se multiplicas si sabes ser generoso con el prójimo. Si puedes ver las necesidades de aquellos que por causa de no tenerlo están pasando pobreza. De igual manera si decides hacer un préstamo de dinero a alguien . Se equilibrado con los acuerdos y no seas aprovechado para cobrar intereses demasiados altos. Como dice el Gran Libro.

Les va bien a los que prestan dinero con generosidad y manejan sus negocios equitativamente. A estas personas no las vencerá el mal; a los rectos se los recordará por mucho tiempo. 112:5- 6.

Por esto cuando habrá su cartera y vea un billete, recuerde que lo puso Dios en su bolsillo y se agradecido para con El. De igual manera te ayudara a ser un hombre organizado es sus finanzas y te hará comprender como actuar con su provision de acuerdo a su voluntad. Recuerda el que gastar en cosas que no necesitas es desparramar las bendiciones que Dios te da. Se consciente que la vida se debe manejar equilibradamente y no dejarse llevar por las emociones gastándose aun lo que no tienes. Un corazón de un hombre generoso lo ve Dios desde el cielo y a este nuca le hará falta nada en su hogar.

»¿Alguien tiene sed? Venga y beba, ¡aunque no tenga dinero! Vengan, tomen vino o leche, ¡es todo gratis!. ¿Por qué gastar su dinero en alimentos que no les dan fuerza? ¿Por qué pagar por comida que no les hace ningún bien? Escúchenme, y comerán lo que es bueno; disfrutarán de la mejor comida. Isaías 55:1-2

La sociedad que vives te engaña utilizando las tarjetas de crédito como una manera fácil de obtener dinero. Y te empuja a que consumas aun lo que no te has ganado. Esto solo te traerá esclavitud y tendrás que trabajar solo para pagar tus cuenta. Mas si sos sabio aun podrás entender que un crédito no es malo ya que te reconocen los bancos como un buen acreedor. Mas tines que aprender a mentar bien las oportunidades que te brinda las casa financieras siendo metódico y responsable con lo que te puedes gastar.

ORACIÓN

Señor Dios. Ayúdame a ser temeroso cuando el dinero entre a mi billetera; dame la sabiduría para saberlo distribuir y el conocimiento necesario para poder ser cauteloso cuando lo tenga que invertir. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario