EL ARREPENTIMIENTO GENUINO

Basta ya de hipocresías y de remordimientos. Arrepiéntete de corazon y cambia tu manera equivocada de actuar.

El arrepentimiento es el pesar que una persona siente por algo que ha hecho, dicho o dejado de hacer. Quien se arrepiente cambia de opinión o deja de ser consecuente con un determinada forma de proceder. El poder Arrepentirse es un acto espontáneo, que debe surgir de la comprensión legítima de los propios errores, aunque esto no significa que no vuelvan a cometerse. A grandes rasgos, puede distinguirse entre faltas involuntarias y voluntarias, siendo estas últimas las más fáciles de evitar. Cuando nuestro corazón esta roto por alguna relación inapropiada, surge un dolor por el cual nos arrepentimos de habernos permitido hacernos daño. Las personas solemos tomar decisiones apresuradas basadas únicamente en sentimientos pasajeros. En esas circunstancias, iniciamos una relación errada o terminamos la correcta. Así es la vida, una consecución de hechos que nos sorprenden y nos afectan. Por lo cual nos arrepentirnos de no haber procedido correctamente. No confundas el arrepentimiento con el remordimiento. Ya que arrepentirse es cambiar la forma equivocada de actuar y el remordimiento es que podíamos haber hecho las cosas mejores.Nos da remordimiento de no haber aprovechado mejor el tiempo vivido , por causa del afán con que procedemos en algunas ocaciones o por la pereza que tuvimos para obrar rápidamente. Dejamos pasar oportunidades y cuando reaccionamos es demasiado tarde. Mas las rupturas pueden ser muy difícil de superar ya sea en el ámbito amoroso, de amistades o de trabajo. Más cuando un hombre determina romper una relación , es por que piensa que la decision es correcta. Mas sin embargo con el tiempo puede darse cuenta que tomo una decisión apresurada y que había haber podido obrar con mas cautela y cuidado. Ya que pudiera haber tenido mejores resultados en la vida. Esos son los momentos cuando un hombre comprende su error y se arrepiente. Ahora existe el arrepentimiento de lo que dijimos ya sea por abrir demasiado rápido la boca y no pensar antes de hablar o habernos dado el tiempo de meditar.

Me retracto de todo lo que dije, y me siento en polvo y ceniza en señal de arrepentimiento». Job 42:6

Ahora existe en nuestra vida el Arrepentimiento Genuino. Este es el que transforma nuestra vida, y que cambia nuestro rumbo de actuar y proceder. Como el arrepentimiento de aceptar que somos pecadores y tenemos que volver a Dios de todo corazon. Teniendo un cambio de pensar. Cuando reconocemos el pecado que hemos cometidos, pidiéndole perdón a Dios. El cambiará nuestra actitud, nuestra forma de obrar errada y de actuar equivocadamente, para dejar de cometer el mismo error. Es en ese momento donde confesamos nuestro pecado y somos sinceros con Dios y nosotros mismos, es donde seremos limpiados por la sangre derramada de Jesucristo quien es la que limpia nuestras impurezas y restaura nuestra vida , transformándonos en un hombre verdaderamente arrepentido. Este arrepentimiento de corazón del pecado, nos lleva a una vida separada para Dios, trayendo como resultado una santidad espiritual a nuestra vida.

¡Oh, qué alegría para aquellos a quienes se les perdona la desobediencia, a quienes se les cubre su pecado!. Sí, ¡qué alegría para aquellos a quienes el Señor les borró la culpa de su cuenta, los que llevan una vida de total transparencia! Salmos 32:1-2.

Lo contrario de arrepentimiento es la terquedad, los hombres tercos, son personas llevadas de su parecer, son insensatos y despiadados, no reconocen sus errores, no temen ni creen en Dios, ya que el pecado que habita en ellos los consume, arrastrándolos a una vida oscura y una muerte eterna.

Mas por causa de tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagara a cada uno conforme a sus obras. Romanos 2:6.

Para que se pueda recibir este perdón, es importante reconocer el sacrificio de Jesucristo, en la cruz del calvario, aceptarlo como nuestro salvador confesando nuestros pecados delante de El y arrepintiéndonos con un corazon genuino.

Si decimos que tenemos comunión con El, pero andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad; mas si andamos en la luz, como El está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7.

La hipocresía te lleva a la terquedad y la mentira. Mas el arrepentimiento cambia tu manera de pensar y actuar. Reconoces que te equivocasteis y arrepiéntete pidiendo perdón y demostrando un verdadero cambio genuino.

ORACIÓN

Me arrepiento de corazón de mis faltas y mis pecados, reconozco que la sangre de Jesucristo, me limpia y perdona, dándome la promesa de la vida eterna. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario