LA CAPACIDAD DE RENOVAR NUESTRA MENTE

Puede definirse a la mente como la potencia intelectual del alma. Más de igual manera el campo de batalla para perder o ganar. “ RELÁJATE Y PIENSA BIEN, ANTES DE TOMAR UNA DESICIONES APRESURADA”.

En la mente es dónde albergamos todo pensamiento de ideas, sentimientos, analiza y conclusiones. En ella es donde nuestras emociones desarrollan el estado de animo. Cuando le damos mucha cabida a la imaginación que en ocaciones nos sacan de la realidad que vivimos en la vida, es donde las batallas de la mente se arrecian. Te has encontrado con aquellas personas que se hacen una película incierta en su mente, dejándose llevar por inseguridades y miedos. Oh aquellos que piensan tanto que nunca hacen nada por la vida. Cuando la mente se angustia las batallas de la vida se reflejan en una incertidumbre de lo que pueda pasar. Por esto determino que una mente preocupada puede llevar a una persona a un desequilibrio emocional, donde aparece en muchas ocaciones las depresiones. Estas están martillan en los pensamientos negativos e inseguros que paralizan la forma de proceder y actuar. Cuando nuestra mente esta turbia no hay claridad en lo que hacemos y realizamos. Por esto la mente es el campo de guerra más fuerte que hay dentro del celebro humano, ya que ella nos permite recibir los bueno y malos pensamientos, de igual manera es donde se es consiente de la verdadera realidad del hombre hacia lo positiva o lo negativo. Ya que ella controla el corazón en todo el campo de emociones y sentidos, que es donde se encuentra el alma del hombre.

Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias. Mateo 15:19.

Una mente negativa, va sufrir mucho ya que sus pensamientos lo llevarán cada día más a la destrucción, no hay confianza ni seguridad, sus emociones están como en un río revuelto de malos pensamientos, el enemigo de vuestra alma la controla, llevándolo a un sufrimiento innecesario por el cual su alma se constriñe y se paraliza. De igual manera existen las mentes corruptas. Son aquellos que se dejan llevar en sus pensamientos por la maldad y el pecado. Donde su imaginación es morbosa y precaria y se corrompen con sus hechos. Son personas que el Gran Libro los declara como abominables.

Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada es puro, sino que tanto su mente como su conciencia están corrompidas. Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan, siendo abominables y desobedientes e inútiles para cualquier obra buena. Tito 1:16 .

Si pensamos positivamente en nuestra mente, podemos obtener una vida con mayor beneficios. Esto es poder estar tranquilo en medio de cualquier circunstancia o adversidad. Sabiendo controlar los sentimientos y emociones, para llevarlas en una balanza de la realidad, es ahi donde podemos saber y comprender lo bueno y lo malo, lo perfecto o imperfecto. Para esto es necesario la ayuda de Dios por medio de una Fe renovada, quien es la que nos lleva a transformar nuestra forma de pensar equivocada. Para actuar con cautela y poder meditar bien en cada proceso que estamos viviendo, tomándolo como una enseñanza de aprendizaje. Cuando pensamos bien nos apartamos de todo aquello que nos hace daño, nos alejamos del mal y buscamos una solución pacifica a nuestra vida. Esto es poder renovar nuestra manera de pensar para buscar el porvenir de nuestra vida. Así lo analizo el Apóstol Pablo en la carta a los Romanos.

Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto. Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno. Romanos 12:3.

De ahí la importancia de rendirnos a Dios en todo nuestro ser, para llevar una vida con buen juicio de lo que vemos y sentimos. El poder aprender amar a las personas en sus cualidades y defectos, como de igual manera queremos que nos amen. Una mente con cordura es equilibrada en los juicios y no habla y actúa sin pensar. Cuando llevamos nuestra vida a pensar en todo lo bueno que Dios nos ha provisto, siendo agradecidos con hacer su voluntad en nosotros, podemos ver días felices. Entonces es donde recibimos de toda adversidad como un gran aprendizaje, que quedará en nuestra mente y corazón. Para que podamos descansar en paz.

Yo, el Señor, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos, para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras. Jeremías 17:10.

No se turbe vuestra mente y le des cabida a pensamientos engañosos. Declara que tú estas en victoria en medio de cualquier adversidad y así veras con claridad las cantidades de soluciones que Dios te proveerá. Sintiéndote libre en tu mente y despejando todo pensamiento que te perturbe. Entra en la intimidad de tu corazón con la verdad de Dios , quien es la que nos confronta con nuestras emociones y nos lleva a ver la claridad de una vida plena. Por esto el Eterno declara.

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos–declara el Señor. Isaías 55:8 .

Renueva tu mente y supera toda debilidad busca la justicia y la verdad en tu vida , para que puedas equilibrar tu mente en tu forma de pensar y actuar. Recuerda que cuando dependemos de los hombres sufrimos mucho, mas si dependemos de Dios nuestra mente esta en paz.

ORACIÓN

Señor. Renueva mi mente con la verdad de tu palabra, para descansar en paz ella. Y Así podré traer victorias en mis pensamiento y un buen juicio en las emociones. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario