LA CAPACIDAD DE BENDECIR Y SER BENDECIDO

El mejor despertar es poder decir : !! Gracias DIOS , por bendecirme con un nuevo día!!.

El mejor saludos de amabilidad a otra persona, es acompañarlo con un : !! Dios te bendiga!!

La bendición es una forma de denominar la acción de alabar, ensalzar o engrandecer, de consagrar algo al culto divino o de invocar la bendición divina a favor de algo o de alguien. Recuerdo que cuando niño me enseñaron mis padres a pedirle la bendición a mis abuelos cuando nos despedíamos de visitarlos. De igual manera cuando niño y salía para la escuela mis padres siempre me daban la bendición; esta era una manera de salir del hogar protegido por Dios. Hoy todavía viejo cuando llamo a mi mama por teléfono ella se despide dándome la bendición. La verdad que es una costumbre que se ha perdido mucho en esta generación nueva , ya el afán con que los padres salen al trabajo se olvidan de bendecir el dia a sus hijos. Ahora puede que te dirás . Esto es anticuado o no hace falta. Más puedo asegurarte que el bendecir a nuestros hijos continuamente , estamos dandole la oportunidad a Dios que los guarde en su vida. Por eso una bendición es la capacidad de poder desearle el bien a otros. Como lo hizo Jesucristo.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo. Efesios 1:3..

Una bendición puede expresarse de múltiples maneras, sin que haya una mención explícita al acto de bendecir. La frase “Que Dios te guarde” también supone una bendición. También se dice que es una bendición aquello que se cree que se obtiene por intermedio divino, cuando se invoca a DIOS para bendecir, o por la voluntad de una persona. En este último sentido, expresiones como “Que te vaya bien” o “Fuerza para superar esto” pueden entenderse como bendiciones. La bendición, por lo tanto, es la expresión de un deseo benigno que se dirige a una persona, y a través de la propia expresión, se concreta. Esto quiere decir que, al mismo tiempo en que se pronuncia la bendición, ella materializa la acción de lo bueno. Una bendición alcanza a muchas personas y lugares. De ahi que en nuestras plegarias a Dios, es poder bendecir a nuestros gobernantes por buenos o malos que sean; esto puede ofrecer la capacidad que Dios obre en sus vidas para bien. También debemos alzar bendiciones por nuestro país, para que Dios lo proteja de los estragos de la naturaleza, o de guerras formadas por hombres. Debemos bendecir el lugar donde trabajamos a diario, para que este siga supliendo nuestras necesidades y podamos avanzar a un futuro mejor, lleno de bendiciones. Debemos tener la capacidad también de declarar bendiciones al Eterno , dandole la posición que merece en nuestras vidas.

Bendecid al Señor, vosotras todas sus obras, en todos los lugares de su dominio. Bendice, alma mía, al Señor. Salmos 103:22.

Ahora hay una bendición que es muy necesaria para sanar las heridas del alma . Perdonar a nuestros enemigos. Una vez que perdonamos al que nos hizo mal. Debemos declararle bendición. Me preguntaras, ¿ Y por que yo lo tengo que bendecir?. La respuesta es para que Dios obre en ti en pa y en esa persona, cambiando su manera equivocada de proceder y actuar. Esto es declarar que Dios puede transformar su vida, llevándolo a confrontar con sigo mismo. Yo lo he visto en mi vida . Recuerdo de una persona que por envidia y maldad , quería hacerme daño. Mas yo le pedi a Dios siempre que lo bendijera. Hasta que al cabo de varios años me lo encontré en el camino. Me miro y me saludo primeramente pidiéndome perdón,. Yo quede asombrado con su saludo. Mas el me dijo que había encontrado el camino perfecto con Dios, y que le había pedido en oración que pudiera encontrarme para pedirme perdón; ya que el había planeado hasta matarme por el pecado de envidia que sentía por mi. Por esto la bendición de Dios en oración continua alcanza a los enemigos , mas también protege tu vida. Esto es el reflejo del amor a Dios y al prójimo. Estas palabras dijo Jesús:

Pero a vosotros los que oís, os digo: amad a vuestros enemigos; haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen; orad por los que os vituperan. Lucas 6:28.

El poder bendecir a los que están a tu lado, como la familia, la sociedad, el gobierno e incluyendo al que te hizo daño, es rendirle a Dios su voluntad, para que el sea el que tome control de cualquier situación. Lo contrario de de una bendición es maldecir, cuando esto se confiesa a otra persona le estás deseando malos augurios a su vida. La desobediencia a Dios nos lleva a un camino maldecido, llenos de pecado y sufrimiento. De ahi que el no obedecer los mandamientos de Dios nos pueden llevar por lugares y situaciones equivocadas. Mas si lo escuchamos podremos ser bendecidos.

La bendición, si escucháis los mandamientos del Señor vuestro Dios que os ordeno hoy; y la maldición, si no escucháis los mandamientos del Señor vuestro Dios, sino que os apartáis del camino que os ordeno hoy, para seguir a otros dioses que no habéis conocido. Deuteronomio 11:28.

Ser agradecidos De Dios , es poder bendecir su nombre, con el cual recibiremos las mayores bendiciones para con nosotros, llenas de promesas, para nuestro bienestar.

ORACIÓN

Bendigo o Dios tu santo nombre, de igual manera bendecimos a todos los que están a nuestro alrededor, deseándoles lo mejor para sus vidas. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario