LA RAPIDEZ DEL MUNDO , APAGA LAS ORACIONES DE DIOS.

Cuan rápido pasa el dia y la noche llega, y hay veces ni descansamos. Somos capaces de dejarnos llevar por la prisa del mundo. Más debiéramos tener la capacidad y la conciencia de que, Dios solo quiere pasar unos minutos con nosotros.

Cuando conformamos una oración se trata de la unidad a de palabras con un sentido claro que expresa una coherencia gramatical completa. De ahi que toda oración debe tener un sentido específico y se de dirigir a alguien que pueda entender y así poder manifestar lo que expresamos con valides.

Cuando clamo, respóndeme, oh Dios de mi justicia. En la angustia me has aliviado; ten piedad de mí, escucha mi oración. Salmos 4:1.

La oración tiene que ser clara y entendía, para que te sepan comprender en lo que quieres decir, es necesaria que sea concreta y sincera, la cual producirá un efecto de compresión y entendimiento al pronunciarla.

Dios siempre está presente para escuchar las oraciones, ahora tu debes saber que. Cuando te levantabas esta mañana, te observaba y esperaba que le hablaras aunque fuera unas cuantas palabras, preguntando una opinión o agradeciéndome por algo bueno que te haya sucedido ayer. Mas el Señor noto que estabas muy ocupado buscando la ropa adecuada para ponerte e ir al trabajo. El Seguía esperando de nuevo, mientras corrías por la casa arreglándote, suponía que habría unos cuantos minutos para que te pudieras detener y detuvieras y la oportunidad de decirle «HOLA», pero el afán y la prisa te hacían estar demasiado ocupado (a). Por eso El encendió el cielo para ti, lo lleno de colores y dulces cantos de pájaros para ver si así me oías pero ni siquiera te diste cuenta de esto. El Te observo mientras ibas rumbo al trabajo y esperó pacientemente todo el día. Con todas tus actividades supongo que estabas demasiado ocupado(a)para decirme algo.

De regreso observo tu cansancio y quiso rociarte un poco para que el agua se llevara tu estrés, pensó agradarte para que así pensaras en El, pero tu enfurecido ofendiste mi nombre, deseaba tanto que me hablaras, aun quedaba mucho tiempo. Después encendiste el televisor, espero pacientemente, mientras veías el televisor, cenabas, pero nuevamente te olvidaste de hablar con El y nada.

Te noto cansado y entendió tu silencio así que opaco el resplandor del cielo, pero no te deje a oscuras, lo cambie por un lucero, en verdad fue hermoso, pero no estuviste interesado en verlo. A la hora de dormir, creo que ya estabas agotado(a). Después de decirles buenas noches a tu familia, caíste en tu cama y casi de inmediato te dormiste, acompañe con música tu sueño, mis animales nocturnos se lucieron, no hay problema, porque quizás no te das cuenta que siempre estoy ahí para ti. Tengo más paciencia de la que te imaginas. También quisiera enseñarte como tener paciencia para con otros.

TE AMO tanto que espero todos los días por una oración, el paisaje que hago es solo para ti. Bueno te estas levantando de nuevo, y otra vez esperar sin nada más que mí amor por ti, esperando que el día de hoy me dediques un poco de tiempo. Atentamente DIOS.

De día mandará el Señor su misericordia, y de noche su cántico estará conmigo; elevaré una oración al Dios de mi vida. Salmos 42:8,

No dejes que los afanes apaguen la comunión con Dios, el te regala 24 horas del día. Ahora cuanto tiempo del día les devuelves a El?. El no quiere migajas de nosotros y repeticiones rápidas y aprendidas de rezos. El demanda que le habrás tu vida y te enfoques en tus oraciones con entendimiento, ya que así El podrá comprender lo que expresas. Se consciente de que una oración clara y sencilla, vale mas que mil palabras que no sientes. Como cuando le decís. “perdona mis ofensas como yo perdono a los que me han ofendido”. Se claro si todavía nos has perdonado evita esta palabrería. Vale mas una palabra de agradecimiento , que mil oraciones del lo que tu quieres o pretendes hacer en tú vida. Recuerda El sabe lo que necesitas, antes que tú lo pidas. Y que verdaderamente es lo que te conveniente para ti.

ORACIÓN

Perdóname Señor por dejarme llevar por el afan de la vida, decido hoy a tomar un tiempo cada día para estar en comunión contigo en oración y búsqueda de tu palabra. Amen

Compartir:

Deja un comentario