Somos rápidos para señalar los defectos de las personas, sabemos apuntar con el dedo hacia adelante, y no nos damos cuenta que cuando empuñamos la mando hay tres dedos apuntando a nosotros mismos.
Esto quiere decir que si vas a señalar, tienes que primero verte a ti mismo, tres veces.

Una vez aprendí algo que me enseñó un gran hombre que admiro.

Me dijo :
"Lo malo que tú tienes, es lo bueno que tú crees que eres "

Y la verdad que nos creemos que somos buenos, perfectos y hay veces sin fallas; por eso nos damos el privilegio de señalar a otros.
Sabiendo que el gran libro dice:

"Con la vara que mides, serás medido"

No señales , más bien dispón tu vida a edificar y ayudar a otros; dando ejemplo de humildad, amor y paciencia.

He visto matrimonios destruidos por señalar un error, y se han olvidado de los 99 momentos felices.
Mira los 99 y veras que puedes superar el 1.

🙏🙏🙏 Oración: Señor me miró tres veces a mi y me veo lleno de defectos, ayúdame a superarlos, sabiendo que una vez que lo reconozco, podré relacionarme mejor contigo y el prójimo. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario