Benignidad y Bondad

Benignidad y Bondad

Nace de un corazón generoso dispuesto a dar sin recibir. Es que se ha olvidado de si mismo para servir a los demás.

La benignidad es hacer lo bueno y la bondad es hacerlo con amor.

Para llevar una vida llena de bondad debemos seguir los pasos que Dios nos marco en los dos primeros mandamientos;

Amar a Dios, Amar al prójimo y amarte a ti mismo.

El actuar con benignidad y bondadosamente, se traduce en benevolencia, pensamientos, palabras y obras adecuadas.

La benevolencia es luz, orden, amor, beneficio y dicha.

Es la capacidad de ponernos en el lugar del otro, descubriendo y comprendiendo las necesidades ajenas, para atenderlas.

La benevolencia exhala afecto, sensibilidad, cordialidad y amistad. La persona benevolente comprende y perdona, evita poner en énfasis el lado negativo de las demás personas y aprecia su lado positivo y constructivo.

“…Mas bienaventurado en dar que recibir”

Hechos 20:35

Dar más , que recibir, reproduce el carácter de Jesucristo.

Yo creo que la bondad se mide con el tiempo de calidad que damos a otros y la benignidad con la forma como nos comportemos con los demás.

Jesucristo dijo que mas bienaventurado es dar que recibir.

Esto demanda un cambio profundo de actitud y compromiso. Implica salir de nuestra zona de comodidad; no hay forma de dar sin comprometer nuestros recursos, tiempo o energía.

En la medida en que procuramos el bienestar de otros, nos hacemos la vida agradable a nosotros mismos.

Somos bienaventurados al darle nuestro amor y esperanza a quien lo necesita.

Son muchos los que padecen de una enfermedad, los que enfrentan las secuelas de un divorcio, los que experimentan la muerta de un ser querido, los que sobrellevan la rebeldía de un hijo, los que viven bajo el dominio de un vicio insuperable. Seamos bienaventurados y bondadosos dando palabras de aliento, abrazos de esperanza y afecto a través de los hechos, para ayudar a cambiar el estado en que se encuentran.

Cuando damos con bondad y benignidad, reproducimos en nuestras vidas el carácter altruista y bondadoso de Dios.

🙏🙏🙏 Oración : Señor ayúdame a desarrollar en mi la benignidad y la bondad, a dejar de mirarme tanto a mi, sabiendo que hay muchos que necesitan de un abrazo, de una palabra de aliento, de amor y comprensión. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario