Peligro

Del latín periculum, el peligro es un riesgo o la contingencia inminente de que suceda algo malo. Puede tratarse de una amenaza física, tal como el derrumbamiento de una estructura claramente deteriorada, o de una circunstancia abstracta, que depende de la percepción de cada individuo.

Cuando vemos un letrero que dice peligro, automáticamente hacemos un alto, ya que puede estar en juego nuestra vida.

Y también, ¿por qué estamos en peligro a toda hora? 1 Corintios 15:30

Pero lo más impresionante es cuando ponemos nuestra vida en peligro, por causa de nuestras terquedades.

Y el Señor vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal. Génesis 6:5

Hay otras clases de peligro, como el de destruir lo que Dios nos ha dado, cada día la tierra está en peligro de distensión, hay hogares en peligro de destrucción, hay una empresa en peligro de acabarse, una sociedad cada día más en peligro de acabarse los principios y valores.

Ahora has identificado estos peligros y has echo un alto, para ver cómo puedes afrontarlos?

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Romanos 8:35

El letrero de peligro, está simbólicamente representado por una imagen cadavérica y con una X en la mitad, que significa muerte.

Ahora el letrero De Dios es claro, cuando nos encontramos en alguna situación de peligro, diciéndonos:

El cual nos libró de tan gran peligro de muerte y nos librará, y en quien hemos puesto nuestra esperanza de que El aún nos ha de librar. 2 Corintios 1:10

Pongamos entonces en nuestra vida el gran letrero de Dios llamado:

!!ESPERANZA!!

Que es la que nos protege ante todo peligro.

🙏🙏🙏 Oración : Señor se que en el mundo que vivimos hay mucho peligro, pero hoy pongo mi esperanza en ti sabiendo que tú me guardarás de todo mal, Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario