Pacientes

Con origen en el vocablo latino patientia, es la capacidad que posee un persona para tolerar, atravesar o soportar una determinada situación sin experimentar nerviosismo ni perder la calma. De esta manera, puede decirse que un individuo es paciente cuando no suele alterarse con rapidez.

Hoy vivimos en un mundo donde cada día se alteran los ánimos, debido los afanes de la vida para apresurarnos a conseguir nuestro destino, siendo inpacientes para con las demás personas, ya que queremos que anden a nuestro paso y forma de pensar.

Cada día somos una sociedad poco tolerante y difícil , perdiendo la calma por cualquier insignificancia.

Confía callado en el Señor y espérale con paciencia; no te irrites a causa del que prospera en su camino, por el hombre que lleva a cabo sus intrigas.

Deja la ira y abandona el furor; no te irrites, sólo harías lo malo. Salmos 37:8

Ser pacientes es poder soportar, con calma cualquier situación que ocurra, es tener equilibrio mental, que da seguridad y confianza de lo que está viviendo con los demás

sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia, y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que seáis perfectos y completos, sin que os falte nada. Santiago 1:4

Cuando deseamos una respuesta a nuestras oraciones o peticiones, tenemos que ser pacientes para esperar y confiar en Dios , ya que la paciencia nos da una Fe definida.

Por tanto, hermanos, sed pacientes hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra, siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía. Santiago 5:7

Seamos pacientes los unos con los otros, sabiendo que nuestros Dios ha sido paciente con nosotros mismos, que siendo pecadores nos da la oportunidad de un día más.

Oración: Señor hoy decido que saber esperar y saber tener calma, es parte de de un fruto de amor dado por ti para ser pacientes. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario