Cansancio

La palabra cansancio alude al efecto del verbo cansar, que reconoce su origen etimológico en dos verbos latinos: “quassare” con el significado de “agitar o fastidiar” y “campsare” que puede traducirse como “volver” o “doblar”.

El cansancio puede ser físico o mental, es la falta de energía en el cuerpo donde se produce una fatiga.

Por lo general cuando nuestro cuerpo manifiesta cansancio, no tiene fuerzas, con deseo de dormir, apático a cualquier esfuerzo ya sea físico o mental.

Todos en algún momento nos sentimos cansados , pero quiero abundar en esta reflexión al los cansancios emocionales, por la cual muchas personas luchan.

Como cuando se dice estoy cansado de vivir. Ya sea por una situación que lo está agobiando o perturbando en su mente , la cual muestra esta inconformidad de la vida, sintiéndote derrotado por ella.

Cansado estoy de llorar; reseca está mi garganta; mis ojos desfallecen mientras espero a mi Dios. Salmos 69:3.

Si estas pasando por esto quiero decirte que no estás solo, que Dios te a puesto al rededor de muchas bendiciones ya sean, familiares, amigos, personas, paisajes, etc. Para que puedas salir de ese estado emocional.

De igual manera te brinda una vida espiritual, la cual necesitas experimentar, para traer paz a tu corazón.

Se valiente y no te dejes dominar por ese cansancio, levántate, anímate a ver la vida diferente, no te postres ante ninguna circunstancia, lucha y vence.

Habéis cansado al Señor con vuestras palabras. Y decís: ¿En qué le hemos cansado? Cuando decís: Todo el que hace mal es bueno a los ojos del Señor, y en ellos El se complace; o: ¿Dónde está el Dios de la justicia? . Malaquías 2:17.

Descansa en la justicia De Dios, sabiendo que te dará la esperanza viva , para solucionar cualquier problema. No te desmayes ni te desanimes, solo se un gran guerrero que podrás vencer y obtener la victoria.

Jesucristo te dice:

Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Mateo 11:28.

Oración: Hoy decido en descansar en el Señor , sabiendo que El es mi justicia mi pronto auxilio, en medio de cualquier circunstancia, trayendo paz a mi corazón. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario