Depresión .

Proviene del término latino depressio que, a su vez, procede de depressus (abatido o derribado). Se trata de un trastorno emocional que hace que la persona se sienta triste y desganada, experimentando un malestar interior y dificultando sus interacciones con el entorno.

Se manifiesta a partir de una serie de síntomas que incluyen cambios bruscos del humor, irritabilidad, falta de entusiasmo, una sensación de congoja o angustia , dolor profundo , ira, frustración; produciendo unos sentimientos de culpa, convirtiéndose en auto destructivos que los llevan a la soledad y aislarse del mundo que los rodea.

Es ahora muy común escuchar que se sufre de depresión, ya que el mundo que estamos viviendo es cada día más corto, la gente está más afanada, se ha perdido la paz, dejándonos llevar por una sociedad consumidora que fácil mente produce un estado de estrés.

Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará. Mateo 24:12 .

De hay el peligro de muchos que al no poder controlarse , caen en frustración que los conllevan a la depresión.

Otros casos depresivos son causados por alteraciones emocionales, llegando a un abandono y a un estado de tristeza, que su mente los controla hacia un vacío interno.

Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales. Efesios 6:12

Esto es una lucha espiritual que necesita ser liberada, ya que muchos de estos trastornos son manifestaciones de las tinieblas que están combatiendo dentro del pensamiento.

Dios es un antídoto espiritual que te puede ayudar a ser libre.

Conocerás la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:32.

Yo Dios, libré tu hombro de la carga, mis manos te libraron de los problemas.

En la angustia llamaste, y yo te rescaté; te respondí en el escondite del trueno. Salmos 81:6 .

Conoce la verdad de El, serás sanado y liberado de ese estado depresivo.

Oración: Señor hoy reconozco que tengo luchas espirituales con potestades de las tinieblas, pero reconozco que tú verdad me hará libre. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario