Resurrección

Resurrección

La palabra griega que en el Gran Libro se traduce “resurrección” es anástasis, que se define como la “acción de ponerse de pie (levantarse) de nuevo”. Cuando se resucita a una persona, es como si se la levantara; se le devuelve a la vida con la personalidad que tenía antes de morir.

La palabra resurrección no se puede hallar en el Antiguo Testamento, o mejor dicho, las Escrituras Hebreas. Sin embargo, en esta parte del Gran Libro sí se habla de la esperanza de la resurrección. Por ejemplo, mediante el profeta Oseas, Dios prometió: “De la mano del Seol los redimiré; de la muerte los recobraré” Oseas 13: 14

Quiero referirme del lo que es estar muerto y resucitar.

Aún que estamos vivos hay muchos que proceden como si estuvieran muertos. Están caídos, sus desánimos los han llevado a perder sus esperanzas, están agobiados por las circunstancias que los rodean, debido que no encuentran soluciones, cayendo a un proceso de muerte espiritual. Son personas inertes hundidos en la más grande crisis emocional, muchos de ellos sus pecados los ha llevado reflejar sus rostros de desdichados y desamparados, muchas veces consumidos por el vició , la droga y aberraciones de este mundo.

Son los que yo llamo, que están cavando su tumba y están muertos espiritualmente en vida.

Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. Juan 3:3 .

Te animo a que te levantes de nuevo, naciste con muchas esperanzas de lograr metas de Resurrección y esto se logra por medio de una Fe en Jesucristo para resucitarnos entre los muertos, aún estando en vida.

El Gran libro enseña que en la Tierra “va a haber resurrección así de justos como de injustos”Hechos 24:15.

Entre los justos estarán hombres y mujeres fieles como Noé, Abrahán, Sara y todos los que procedieron a obedecer los estatutos de Dios.

Y entre los injustos se incluirá a las personas que nunca tuvieron la oportunidad de conocer y obedecer las normas divinas.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos.

Por esto te aconsejo que te pongas de pie de nuevo, levanta tus ánimos y empieza vivir en vida llen esperanzas en el cielo y tú tumba estar vacía.

Oración: me entrego a ti Jesús reconociendo el poder que tienes para resucitar entre los muertos. Sabiendo que está Resurrección traerá esperanza a mi vida . Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario