Cambios

La acción y efecto de cambiar se conoce como cambio (del latín cambium). En muchos casos, se utiliza como sinónimo de remplazo, permutas o sustitución . El verbo cambiar, por su parte, hace referencia a dejar una cosa o situación para tomar otra.

En el plano de los sentimientos, los seres humanos solemos atravesar etapas de cambio o de transiciones, especialmente cuando llegamos a un punto en nuestras vidas en el cual sentimos que no podemos seguir avanzando.

Estas crisis, son muy necesarias para el desarrollo intelectual de todas las personas, están generalmente emparentadas con la vocación, con el amor y las finanzas; soportar durante años un trabajo no deseado y con condiciones abusivas, que genera una sensación de opresión y encarcelamiento puede llevar a un individuo a replantearse sus decisiones, tanto como una relación de pareja en la que no existe el cariño y la comprensión por el otro puede suscitar un cambio, : aquellas personas que nacieron en la abundancia y por circunstancias de la vida les llega una crisis financiera y tienen que hacer ajustes económicos. Muchos sufren y aún se enferman por que no quieren aceptar lo que les está sucediendo.

Los cambios son necesarios en muchas ocaciones, para salir del área de conformidad en la que estamos acostumbrados a vivir y cuando tenemos que hacerlos nos puede costar aceptarlos , pero si es para una vida mejor hay que asumirlos.

Es importante que para poder afrontar cualquier cambio, tenemos que empezar por nuestra mente que es el primer campo de batalla, ahí aceptamos o perdemos, triunfamos o nos derrotamos.

Depositarnos en Dios nos ayudará a ver que los cambios tienen propósitos de bendiciones en nosotros.

Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto. Romanos 12:2 .

Por esto cuando sucedan en tu vida que tienes que hacer ajustes de cambios no temas y lee el Salmos 46:1 .

Los cambios abren puertas o cierran, todo dependerá de nuestra actitud para aceptarlos.

Oración: Dios es nuestro refugio y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios, y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares,

Ya que el será siempre mi protección. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario