Refugio

Es un concepto que tiene su raíz etimológica en el vocablo latino refugĭum. Puede tratarse del espacio o de la construccion que permite resguardarse.

Saber protegernos es un instinto con el cual nacemos, desde pequeños nos refugiamos en nuestros padres o quienes nos an puesto por autoridad, sabiendo que por medio de ellos tenemos una protección.

Cada uno será como refugio contra el viento y un abrigo contra la tormenta, como corrientes de agua en tierra seca, como la sombra de una gran peña en tierra árida.Isaías 32:2 .

Esa necesidad de protección es muy indispensable en momentos de peligro.

En algunos casos los refugio nos protegen de algún mal que atenta contra nosotros.

El Señor es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable. Salmos 18:2 .

Hay quienes se refugian en diversidad de cosas para no aceptar una verdad de la vida, callendo en un desorden que los lleva a la destrucción, como el que usa la droga para esconder sus problemas o el que se aísla de las personas en su crisis emocional, encerrándose en un mundo incorrecto lleno de miedos y temores, para no afrontar la realidad.

Tú también quedarás embriagada, estarás escondida; tú también buscarás refugio del enemigo.

Todas tus fortalezas son higueras cargadas de brevas; si se sacuden, caen en la boca de quien las va a comer. Nahúm 3:11.

Escondernos en Dios , sabiendo que guardará cada paso de nuestra vida, es el mejor refugio que encontramos.

Oh Señor, Dios mío, en ti me ame de todos los que me persiguen, y líbrame. Salmos 7:1.

El lobo busca su guarida, el cachorro busca su madre, pero los que confiamos en Dios somos refugiados, guardados y protegidos en medio de cualquier adversidad.

Oración: decido hoy refugiarme en tu palabra, la cual me llenará de protección, Fe y esperanza ; para guardarme de todo mal. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario