La Abundancia

proviene del latín abundantia y se refiere a una gran cantidad de algo. El término puede ser usado como sinónimo de prosperidad, riqueza o bienestar.

No existe una persona que conozca que no desee vivir en abundancia, es decir , con más de lo que se requiere para vivir cómodamente. Me refiero no solamente a temas de dinero sino a temas de paz interior, que finalmente es la que nos ofrece la posibilidad de vivir con gozo.

La fórmula aún siendo tan sencilla, se nos dificulta en entenderla, pues desde nuestra infancia nos han hecho creer que la riqueza está en lo que adquirimos o en lo que atesoramos.

Para poner dicha fórmula en práctica debemos cambiar nuestro chip, dar un vuelco a nuestro proceder diario.

!!Lo que damos se nos da, lo que no damos se nos quita!! .

Es una ley natural, la cual no hemos querido ver ni entender por poner nuestros ojos y nuestra mente solo en nuestro yo; la fórmula a la cual me refiero es aquella que Jesucristo predicó una y otra vez, es la que al volverla nuestra esencia nos permite experimentar el cambio más rotundo y trascendental de nuestro ser, es tan sencilla que no podemos creer que sea la clave de nuestra felicidad y por ende vivir en abundancia.

A cada quien le toca hacerla suya, la tienes en tus manos, en tu actuar, en lo que callas y en lo que dices, en tu interior y exterior, en lo que oyes y dejas de oír, en lo pequeño y el lo grande, en lo sencillo y humilde, en tu corazón en tu mente, en tu mirar y más aún en tu observar.

Es algo fácil y así mismo difícil de entender, más una vez la hagamos nuestra no habrá ser que pueda sentir algo más maravilloso y profundo, pues nos permite sentir el verdadero amor, es decir aquello que nos lleva a dar una mano al otro sin esperar que este lo haga por nosotros.

Finalmente, buscándola clave para vivir en abundancia halle que se encuentra en hacer el bien, basado en estas bellas palabras.

!! Todo lo que le haces a los demás ,te lo haces a ti !!.

Oración: Señor se que tu nos enseñaste : amaras al prójimo como a ti mismo. Esta ley de oro me ayudará a vivir en la sobre abundancia que proviene que de ti. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario