Libertad

Proviene del latín libertas, liberatis (franqueza, permiso); es la facultad natural del hombre para actuar a voluntad sin restricciones, respetando su propia conciencia, para alcanzar su plena realización.

La libertad es la posibilidad que tenemos para decidir por nosotros mismo como actuar en las diferentes situaciones que se nos presentan en la vida. El que es libre elige entre determinadas opciones las que le parecen mejores o más convenientes, tanto para su bienestar como para el de los demás.

Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos.

Andad como libres, pero no uséis la libertad como pretexto para la maldad, sino empleadla como siervos de Dios. 1 Pedro 2:16-17.

Hay que tener en cuenta que la libertad no es hacer lo que se quiere, sino hacer lo que se debe hacer en sociedad; una persona libre piensa muy bien lo que va hacer antes de decidirse a actuar de una manera.

La Libertad es el bien más preciado que posee el ser humano. La libertad es un valor transcendental; por su conquista y conservación muchos hombres murieron, pero en la actualidad la libertad hay que ganarla día a día cumpliendo con nuestras obligaciones.

Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hace. Santiago 1:25 .

El estado de libertad define la situación, circunstancias o condiciones de quien no es esclavo, ni sujeto, ni impedido al deseo de otros de forma restrictiva.

En otras palabras, aquello que permite al hombre decidir si quiere hacer algo o no, lo hace libre, pero también responsable de sus actos. En caso de que no se cumpla esto último se estaría hablando de libertinaje. Pues la libertad implica una clara opción por el bien.

Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; sólo que no uséis la libertad como pretexto para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Gálatas 5:13 .

Existen diferentes tipos de libertad, algunos por ejemplo son la libertad de conciencia, para alcanzar una vida coherente y equilibrada desde el interior; libertad de expresión, para pode difundir las ideas y promover el debate y la discusión abierta; libertad de reunión como garantía para asociarse con aquellos que comparten ideales y trabajar por los mismos; libertad para elegir responsable y pacíficamente a los gobernantes, entre otros.

El Señor es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable. Salmos 18:2.

Se habla también de libertad al estado o condición del que no está prisionero o sujeto a otro. Hay quienes están presos y encadenados, su conciencias llenas de maldad los llevan a ser esclavos del pecado.

Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre. Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Juan 8:36 .

Oración: Reconozco o Dios que soy pecador, y que solo podré tener Libertad al aceptar el sacrificio de JESUCRISTO en la cruz , quien me da el perdón y me hace libre. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario