Honra

El principal término hebreo que significa “honra” es ka·vóhdh, cuyo significado literal es “peso”. De modo que a la persona a la que se honra se la considera de peso, de valía. En griego, el nombre ti·mḗ transmite la idea de “honra”, “estima”, “valor”, “preciosidad”. El verbo ti·má·ō también puede significar “poner precio; el nombre ti·mḗ puede tener el sentido de “precio”, “valor”, y el adjetivo tí·mi·os puede significar “estimado”, “querido, o preciado” y “precioso”.

De igual manera el respecto y la dignidad que se tiene por una persona la cual es digna de honra; como son los padres, nuestros mentores, los maestros y sobre todo Dios quien es nuestro creador.

El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios. Salmos 50:23.

Cuándo honramos a nuestros padres, en obediencia y respecto, es un mandamiento de prosperidad en la vida.

«Honra a tu padre y a tu madre, como el Señor tu Dios te ha mandado, para que tus días sean prolongados y te vaya bien en la tierra que el Señor tu Dios te da. Deuteronomio 5:16.

La honra involucra agradecimiento, sensatez, honestidad, verdad, sinceridad, obediencia, respeto y amor. Cuando practicamos estas leyes damos honra al que se la merece, sabiendo mantenerlo en gran estima delante De Dios y los hombres.

Ahora bien, en una casa grande no solamente hay vasos de oro y de plata, sino también de madera y de barro, y unos para honra y otros para deshonra.

Por tanto, si alguno se limpia de estas cosas , será un vaso para honra, santificado, útil para el Señor, preparado para toda buena obra. 2 Timoteo 2:21.

Honrar a Dios con nuestros bienes trae mucha bendición, esto es poner al servicio del el agradecimiento de lo que El nos ha suplido. Esta honra se puede manifestar en ayuda humanitaria, en caridad y en la contribución al templo donde te alimentas espiritualmente.

Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos; entonces tus graneros se llenarán con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto. Proverbios 3:10.

Lo contrario de la honra es la deshonra, esta última nos lleva por el camino equivocado, ya que no valoramos lo que tenemos, la persona que deshonrosa, se cree auto suficiente, nunca es agradecida, su orgullo lo lleva ha encerrarse en la vanidad de su alma, dejándose arrastrar en muchas ocaciones por su propio yo, que lo lleva a la soledad tarde o temprano, dejándolo en una miseria espiritual.

Por tanto, el Señor, Dios de Israel, declara: «Ciertamente yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí para siempre»; pero ahora el Señor declara: «Lejos esté esto de mí, porque yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco. 1 Samuel 2:30.

La honra es la mayor expresión de agradecimiento, por la persona que amamos.

Oración: Agradecido estoy para contigo, a ti te doy toda mi honra por siempre y para siempre, en todos los días de mi vida. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario