Terror

Es una sensación de miedo muy intenso. El miedo se define como una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo real o imaginario; cuando éste supera los controles cerebrales y el sujeto no puede pensar de forma racional, aparece el terror.

El terror puede generar sudores fríos, la parálisis del cuerpo y en los casos más extremos, el fallecimiento por paro cardíaco. La clave para dominar el miedo y el terror es el autocontrol.

Por esta razón mis lomos están llenos de angustia; dolores se han apoderado de mí como dolores de mujer de parto. Estoy tan confundido que no oigo, tan aterrado que no veo. Isaías 21:3 .

El terror ataca primeramente nuestra mente, nos lleva a imaginar siempre lo peor, lo irreal forma una gran parte de esa angustia, ya que se pierde el control de si mismo, causando pánico y miedo incontrolable.

Angustiado está mi corazón dentro de mí, y sobre mí han caído los terrores de la muerte. Terror y temblor me invaden, y horror me ha cubierto. Salmos 55:4-5.

Cuando se entra en este estado por lo generar conlleva a la persona a ser incontrolable, ya que sus emociones se disparan al grado de efectuar una crisis de pánico, dejando a la persona pasmada , exhausta y débil.

Pues lo que temo viene sobre mí, y lo que me aterroriza me sucede. Job 3:25.

La imaginación sin control crea una des compensación en el cuerpo humano, más cuando entra en un estado de pánico, está mente descontrolada causa un efecto en ocaciones agresivo y difícil de manejar he incontrolable, ya que su reacción conlleva a un estado de estrés causando terror en todo su interior.

Por esto cuando estés pasando por esta situación te aconsejo que leas detenidamente este salmo.

Diré yo al Señor: Refugio mío y fortaleza mía, mi Dios, en quien confío.

Porque El te libra del lazo del cazador y de la pestilencia mortal.

Con sus plumas te cubre, y bajo sus alas hallas refugio; escudo y baluarte es su fidelidad.

No temerás el terror de la noche, ni la flecha que vuela de día, ni la pestilencia que anda en tinieblas, ni la destrucción que hace estragos en medio del día. Salmos 91:2-6.

En el momento que el terror nos ataque, solo se librara con la confianza en Dios, que nos dará un auto control de las reacciones, llenándonos de una fe y esperanza, que nos protegerá de cualquier suceso que tengamos que afrontar.

Oración: Me levanto de pie confiado en el Dios , quien restaurará mi mente, librándome de todo lo que pueda causarme miedo y terror, diré JESUCRISTO es mi escudo y mi salvación. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario