Aflicción

El término latino afflictĭo llegó a nuestra lengua como aflicción.

Molestia o padecimiento es el significado que tiene esa palabra latina, que se formó a partir de la suma de varios componentes como son estos:

-El prefijo “ad-”, que puede traducirse como “hacia”.

-El sustantivo “flictus”, que es sinónimo de “golpe”.

-El sufijo “-cion”, que se utiliza para indicar “acción y efecto”.

Este verbo, por su parte, alude a generar un dolor, ya sea moral o físico, por lo generar la persona que se siente afligida esta pasando por una gran prueba, donde su cuerpo esta presentando una gran pena o un sufrimiento de tristeza, que lo lleva a estar a un estado acongojado.

Porque la aflicción no viene del polvo, ni brota el infortunio de la tierra;

porque el hombre nace para la aflicción, como las chispas vuelan hacia arriba. Job 5:6-7.

Este sufrimiento de angustia , por lo generar lleva a la persona a estar molesta, a sentirse dolida, ya que la tristeza forma una parte principal en sus acciones.

Acecha en el escondrijo como león en su guarida; acecha para atrapar al afligido, y atrapa al afligido arrastrándolo a su red. Salmos 10:9.

Lo atormenta las preocupaciones, su carácter está presentando la amargura, el desconsuelo y una gran tribulación, que lleva a su cuerpo físico a estar abatido, desconsolado, desarrollando una gran depresión intensa de dolor.

Estar afligido implica mucho sentimiento y es algo más duradero que entristecerse por algo. Aunque se pueda amar a los demás estando afligido, este estado puede desencadenar en el odio y en el enfado.

Por cuanto yo estoy afligido y necesitado, el Señor me tiene en cuenta. Tú eres mi socorro y mi libertador; Dios mío, no te tardes. Salmos 40:17.

Cuando,tu corazón se sienta afligido, clama a Dios, sabras que El estará a tu lado para darte la seguridad y la certeza de una fe basada en una esperanza viva que te producirá el gozo con que vencerás la aflicción, por medio del nombre que es sobre todo nombre , Jesucristo.

Por tanto, ahora vosotros tenéis también aflicción; pero yo os veré otra vez, y vuestro corazón se alegrará, y nadie os quitará vuestro gozo.

En aquel día no me preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre, os lo dará en mi nombre.

Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo. Juan 16:22-24.

La aflicción te da tristeza , pero buscar De Dios te producirá gozo.

Oración: Señor JESUCRISTO, calma mi corazón afligido y angustiado, llena mi ser de gozo y confianza , sabiendo que tú eustará siempre a mi lado . Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario