Soportar

La palabra tiene su origen el el latín Supportare, significa llevar una carga un peso, tener encima una persona o cosa, también se clasifica como sufrir o aguantar a alguien o sobrellevar una molestia o padecimiento.

El espíritu del hombre puede soportar su enfermedad, pero el espíritu quebrantado, ¿quién lo puede sobrellevar? Proverbios 18:14.

Sabemos que una de la acciones poder llevar una carga de un peso, es poder aguantar con fuerza y soportar, para poder alcanzar resistir.

La tolerancia se manifiesta cuando tenemos que llevar una carga que no nos pertenece, se nos presenta que tenemos que soportar , temperamentos, formas de actuar o de proceder, decisiones con las cuales no estamos de acuerdo y aún formas de pensar, para no hacer daño.

Hay veces queremos cambios en las personas que estamos soportando, que puedan ser distintos en su forma de proceder o de actuar, pero antes de eso nosotros mismos nos tenemos que evaluar para saber si podemos resistir la carga que nos estamos tratando de imponer, ya que si no lo hacemos entonces no soportaremos.

Es muy diferente perdonar que soportar, en ocaciones se confunde que si ya hemos perdonado debemos de soportar; pero eso no es así, ya que son muy diferentes.

Sabemos que el perdón nos libra de la carga que estábamos soportando, ahora si la persona que perdonaste no cambia tu no tienes por qué tomar una carga que no es tuya y sobre todo soportarla.

El Señor no pudo soportar más, a causa de la maldad de vuestras obras y a causa de las abominaciones que habíais cometido; por eso vuestra tierra fue convertida en ruinas, objeto de horror y maldición, sin habitantes, como está hoy. Jeremías 44:22.

Soportar en el conocimiento De Dios, cuando estamos en un mismo propósito de buscar de EL, tiene dos ingredientes importantes que son paciencia y amor, ya que cuando estamos en el conocimiento de su palabra hay quienes tiene la capacidad de comprender , como también el que está luchando por llegar a el entendimiento paulatino de ella.

Con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor,

esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Efesios 4:2-4.

Cuando el conocimiento y el temor De Dios está en nosotros, podemos soportar las tentaciones que el enemigo de nuestra alma nos pone, sabiendo identificar el pecado que nos lleva a la perdición.

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres; y fiel es Dios, que no permitirá que vosotros seáis tentados más allá de lo que podéis soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que podáis resistirla. 1 Corintios 10:13.

Pondremos el nombre de Jesucristo por delante con el cual soportaremos toda tentación.

Todo puente construido soporta un peso determinado. Así es el puente de la vida tiene límites, de donde debemos de aprender hasta donde podemos aguantar el soporte.

!! No des más de lo que no puedas soportar y así estarás en un balance en tu vida!!.

Oración: Señor hoy identificó claramente el propósito del Espíritu Santo, quien nos ayudará a identificar que cargas debemos soportar y cuales no. Sabiendo que el por su palabra nos dará la respuesta que necesitamos. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario