Petición

Del latín petitĭo, la petición es la acción de pedir (solicitar o demandar a alguien que haga algo). También se conoce como petición a la oración con que se pide, al escrito que realiza un pedido y, en el ámbito del derecho, al escrito que se presenta ante un juez.

La petición es una solicitud, un pedido que alguien efectúa a otro para lograr alguna concesión, la que puede hacerse en tono de ruego o bajo amenazas o advertencias, pudiendo efectuarse por cualquier medio de comunicación.

Somos personas que manifestamos de una o de otra manera favores que se pueden pedir, ya sea en beneficio de una necesidad o de la incapacidad que tenemos, en la cual pedimos una ayuda que solicitamos, para poder resolver una situación difícil, con la cual hacemos una petición de favor.

Pon tu delicia en el Señor, y El te dará las peticiones de tu corazón.

Encomienda al Señor tu camino, confía en El, que El actuará; hará resplandecer tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía. Salmos 37:4-6.

El hombre necesita de los demás para cumplir muchas de sus necesidades vitales, y por ello se ve obligado a efectuar peticiones, por ejemplo, la petición a la novia de que acepte casarse, la petición del hijo menor de edad de la autorización de sus padres para viajar al exterior, la petición de empleo que puede partir del empleador que necesita contratar un dependiente o de quien necesita trabajar y peticiona un puesto de trabajo, etcétera.

Al que te pida, dale; y al que desee pedirte prestado no le vuelvas la espalda. Mateo 5:42.

Toda petición tiene una acción, es poder manifestar y comunicar la necesidad, es imposible que se pueda recibir algo si no lo hablamos, por tal razón el poder dirigirnos a alguien con la confianza de pedir un favor , podemos estar seguros que lo encontraremos.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Mateo 7:7.

Dios siempre está dispuesto a escuchar nuestras peticiones, sabiendo cuáles son nuestras necesidades, pero si nos acercamos con Fe y le creemos , podemos ver que El tendrá cuidado de nosotros y nos suplirá conforme a su gracia, las peticiones de nuestro corazón.

Y esta es la confianza que tenemos delante de El, que si pedimos cualquier cosa conforme a su voluntad, El nos oye. Y si sabemos que El nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hemos hecho. 1 Juan 5:14-15.

El nombre de JESUCRISTO, tiene un poder en el cielo, ya que El es el único quien puede interceder por nosotros ante Dios Padre, por nuestras peticiones.

En ese día pediréis en mi nombre, y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros,

pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado y habéis creído que yo salí del Padre. Juan 16:26-27.

!! La buena comunicación, es la base de nuestras peticiones!!.

Oración: Presentó delante de ti oh Jesucristo, mis peticiones y necesidades, escucha mis oraciones y ruegos, sabiendo que tú intercedes por mi delante de Dios, quien suplirá la peticiones de mi corazón, de acuerdo a tu voluntad. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario