Diligente

Diligente

Procede del latín, ya que es fruto de la suma de dos vocablos de esa lengua: el prefijo “dis-“, que significa “separadamente”, y el verbo “legere”, que puede traducirse como “recoger o elegir”. En este caso, nos interesa resaltar el significado de diligencia como la prontitud, la prisa o el cuidado en la ejecución de algo.

Pobre es el que trabaja con mano negligente, mas la mano de los diligentes enriquece. Proverbios 10:4.

Diversas son las cualidades y características que debe tener toda persona diligente. No obstante, estas son las que se consideran fundamentales:

• Tiene una actitud favorable hacia el trabajo.

• Se esfuerza de manera constante para poder entender y realizar mejor las tareas que tiene encomendadas.

• Hace uso de su inteligencia en pro de su labor.

• Cuenta con pensamientos positivos.

• Se centra en realizar su trabajo de la manera más eficaz y eficiente.

• Hace buenos trabajos en pos de los demás.

Un rey puso una gran roca en medio del camino, para obstaculizar del paso.

Luego se escondió para ver si alguien la retiraba. Los comerciantes más adinerados del reino y algunos cortesanos que pasaron simplemente rodearon la roca.

Muchos culparon al rey de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para retirar el obstáculo.

Entonces llegó un campesino que llevaba una carga de verduras, la dejó en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino.

Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró.

Mientras recogía su carga, encontró una cartera en el piso, justo donde había estado la roca.

Contenía muchas monedas de oro y una nota del rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron.

Reflexión. Los que siguen la línea del menor esfuerzo a menudo aportan muy poco a las soluciones y se mantienen en la zona de confort, pero los que son diligentes recogen fortuna de donde no hay y sus casa se llenarán de tesoros.

Palabras de Jesucristo : No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; sino acumulaos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban; porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. Mateo 6:19-21.

Tiempo de Pensar. Cuantas horas tiene el día? Y cuanto tiempo ponemos de nuestra parte para buscar las riquezas del reino de los cielos?. por esto se diligente para con Dios y encontrarás riquezas, que llenarán tu vida de bendición y bienestar.

Oración. Decido ser diligente para buscar el reino de DIOS y su justicia, sabiendo que por medio de esta actitud, podré encontrar grandes tesoros celestiales, que llenarán. Mi vida de sabiduria y verdad. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario