Pausa

Que importante es poder toma una pausa en nuestro caminar, para poder respirar bien, sabiendo que tienes al frente un gran camino que seguir.

La pausa te ayuda a poder entrar en lo más profundo de tu interior, donde podrás ver las cosas diferentes. Es la capacidad de poder darnos un descanso, para analizar y observar el paisaje de la vida.

Cuando el afan y la anciedad te están rodeando, has una pausa y medita, saliendo fuera del lugar donde te encuentras, para despejar la mente: dirijete a un lugar donde puedas contemplar la bellezas de la creación que DIOS, los paisajes, el sol, la luna, etc. Verás que así podrás reducir ese estado en tu vida, trayendo paz a tu interior y descanso.

Dios hablo de la importancia de la pausa: Seis años sembrarás tu tierra y recogerás su producto; pero el séptimo año la dejarás descansar, sin cultivar, para que coman los pobres de tu pueblo, y de lo que ellos dejen, coman las bestias del campo. Lo mismo harás con tu viña y con tu olivar.

Seis días trabajarás, pero el séptimo día dejarás de trabajar, para que descansen tu buey y tu asno, y para que el hijo de tu sierva, así como el extranjero renueven sus fuerzas. (Éxodo 23:10-12).

Presta atención a la pausa: la pausa entre dos pensamientos, al breve y silencioso espacio entre las palabras de una conversación, entre las notas de un piano o de una flauta, o al breve descanso entre la inspiración y la espiración. Cuando prestas atención a esas pausas, la conciencia de «algo» se convierte simplemente en conciencia. Surge de dentro de ti la dimensión informe de pura conciencia y reemplaza la identificación con la forma.

La verdadera inteligencia actúa silenciosamente. Es en la quietud donde encontramos la creatividad y la solución a los problemas.

Cuando miras un árbol o un ser humano desde la quietud, ¿quién está mirando? Algo más profundo que la persona. La conciencia está mirando a su creación. En la Biblia se dice que Dios creó el mundo y vio que era bueno. Eso es lo que ves cuando miras sin pensamiento, desde la quietud.

Reflexión. Cuando tomas una pausa, lograrás un descanso en tú ser, que te ayudará a renovar tu funciones en la vida.

Palabras de Jesucristo. Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas. (Mateo 11:28-29).

Tiempo de Pensar. Tomate un descanso, haciendo una pausa de tus actividades y serás fortalecido en tu ser interior.

Oración. Hoy are una pausa en mi vida; para reflexionar en mi ser interior, y poder contemplar la hermosura que Dios, la cual traerá descanso y paz a mi alma. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario