Conciencia tranquila

Conciencia tranquila

Tener la conciencia tranquila, llena de buenos pensamientos, intenciones y acciones nos da la oportunidad de dormir en paz. Por su parte, la envidia, la ira, la mentira y el engaño son, sin lugar a dudas, los mejores ladrones de bellos sueños y buenas emociones.

Disfrutar de una conciencia tranquila es como poseer una buena brújula, pues nos ayuda a mantener el norte. Es decir, que si usamos bien nuestra capacidad de decisión, podremos mantener un buen rumbo en nuestra vida.

L o mejor de la vida es poder estar en paz con todo el mundo, sabiendo que la tranquilidad producirá un efecto de bendición coherente a nuestras relaciones, para poder disfrutar de las bendiciones de Dios.

Un día, un joven iba por la calle de noche después de salir de su trabajo; apurado recorría los rincones solitarios de la ciudad pues esa noche su madre le había dicho que lo esperaba en casa con una deliciosa cena.

Faltando sólo unas cuadras para llegar, el joven ve a lo lejos la figura desgastada por la edad de alguien que aguardaba en la esquina de una acera para cruzar la calle mientras un semáforo estaba en verde.

–Tonto viejo, ¿por qué no cruzas si no vienen carros? ¡Yo sí cruzaré, tengo un compromiso importante!- pensó el joven acelerando el paso.

Pero al llegar a la esquina de aquella acera se dio cuenta ¡ese hombre era su padre!

-¿papá?-

-hola hijo-

-¿Qué hace acá?-

-Voy para la casa, vamos tarde, tu mamá seguro se molesta-

-Papá, no vienen carros-

-sí ya veo-

-Papá aquí no hay policías-

-Pero es un barrio seguro, no hacen falta ni a estas horas de la noche-

-Papá no hay cámaras-

-No me había fijado, ¿eso es bueno o malo?-

-¡Papá nadie nos está viendo! ¡Vamos a cruzar que vamos tarde!-

-¡¿QUÉ?! ¡YO ME ESTOY VIENDO!-

Reflexión : Siempre podremos engañar a los demás, pero nunca podremos engañarnos a nosotros mismos. Una conciencia tranquila es la clave para vivir en paz con uno mismo.

Palabras de Jesucristo. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. (Juan 14:27).

Tiempo de Pensar. Si bien es difícil que alguien pueda tener la conciencia limpia al cien por cien, sí que podemos esforzarnos por actuar de manera coherente con nuestros valores.

Oración. Señor dame tu paz y ayúdame a caído momento a poder compartirla km mi prójimo, sabiendo que llenará de tranquilidad mi alma. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario