Haz el Bien.

Hacer el bien nos conlleva a una vida saludable ante los demás, nos concede la capacidad espiritual para proceder en nuestra forma de actuar en la vida.

Haz el bien; cuando tomes decisiones, el Espíritu te guiará. Y Su luz, si hacer el bien escoges, tu vida siempre brillará.

Haz el bien, haz el bien, y la prudencia te guiará. Con Su luz haz el bien, y siempre Dios te bendecirá.

Haz el bien; no permitas la discordia, y evita toda tentación. Pide que el Espíritu te guíe y sigue siempre Su inspiración.

Hacer el bien ; nos da paz para hacer lo bueno.
Hacer el bien; nos llevará a estar seguros de nuestros echos, demostrando el amor de Dios para con el prójimo.

Una hormiga trabajadora se encontraba reuniendo provisiones bajo el fuerte sol de verano a orillas del río. De pronto, el suelo bajo ella cedió, y la hormiga cayó al agua donde estaba siendo violentamente arrastrada.

Desesperada, la hormiga gritaba

-¡Ayuda, socorro, auxilio, me ahogo!-

En eso, una mariposa se da cuenta de la situación de la hormiga y rápidamente buscó una ramita, la agarró con sus patitas y se lanzó hacia donde estaba la hormiga; tendiéndole la rama y salvándola.

La hormiga muy feliz le dio las gracias y ambas siguieron su camino.

Al poco tiempo, un cazador furtivo se acerca por detrás de la mariposa con una red; en silencio se disponía a capturarla, pero justo cuando ya tenía la red sobre la cabeza de la mariposa ¡sintió un piquete muy doloroso en su pierna! Gritando soltó la red y la mariposa al darse cuenta, salió volando.

Mientras volaba, la mariposa desconcertada giró su cabeza para ver qué había herido al cazador, y se dio cuenta que era la hormiga a la que ese mismo día había salvado.

Reflexión : Haz el bien, sin mirar a quien. La vida es una cadena de favores. Y todo lo que sembramos recogemos, por esto si lo prácticas, Dios siempre te ayudará.

Palabras de Jesucristo. Entonces les dijo: ¿Es lícito en el día de reposo hacer bien o hacer mal, salvar una vida o matar? Pero ellos guardaban silencio. (Marcos 3:4).

Tiempo de Pensar. Hacer el bien nos da la capacidad de valorar nuestra vida y el amor hacia el prójimo, es necesario estar disponible en el espíritu para hacer la voluntad del bien.

Oración. Señor, dame un corazón que pueda discernir hacer el bien, donde este la necesidad, que me acobije con la prudencia y me arrope con la generosidad. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario