CON LA VARA QUE MIDES , SERÁS MEDIDO

Cuando ofendas a alguien, clava un clavo en la pared, cuando te disculpes, sácalo; entonces entenderás, que siempre quedará un agujero.

¿Por que señalas mis errores y no ves los tuyos?. ¿Por que miras mi apariencia y no ves como tu estas luciendo?. ¿ Por que me criticas y no observas tu forma de hablar?.¿ Por que me tienes envidia, si tu no haces nada por tu vida?. ¿ Por que no te comes lo tuyo y me dejas comer tranquilo?. ¿Y por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo?. ¿ Por que no dejas de pensar tanto en mi y piensa mas bien en como puedes tu salir adelante?. ¿ Por que te metes en mi camino y no observas el precipicio por donde te arrojas?. Somos rápidos para señalar los defectos de las personas, sabemos apuntar con un dedo hacia adelante, y no nos damos cuenta que cuando empuñamos la mando hay tres dedos apuntando a nosotros mismos. Esto quiere decir que si vas a señalar a alguien , tienes que primero verte a ti mismo, tres veces. Una vez aprendí algo que me enseñó un gran hombre que admiro. Me dijo :

«Lo malo que tú tienes, es lo bueno que tú crees que eres «

Y la verdad que nos creemos que somos buenos, perfectos y hay veces sin fallas; por eso nos damos el privilegio de señalar a otros. Mas el mayor error eres tu mismo ya que te sientes mejor y solo te la pasas criticando a los demás. Por esto «Con la vara que mides, serás medido». Este refrán del Gran Libro , muchas personas lo han escuchado. Esto significa que de la misma forma que tratemos o le hablemos a los demás será de la misma forma en que nos hablaran a nosotros después, básicamente es una invitación a no juzgar de manera injusta, pues nunca sabemos cuando nos equivocaremos nosotros y de la misma manera nos juzgaran.

No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. Dad, y os será dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciarán en vuestro regazo. Porque con la medida con que midáis, se os volverá a medir. Lucas 6:37 -38.

Este va de la mano con el refrán conocido que dice: ¡ Al que a hierro mata , a hierro muere!. Esto indica que lo que digas o hagas, ya sea bueno o malo, será regresado a ti. Que todo el mal que hagas a los demás será regresado a ti, parte de la idea de que el tiempo pone todo en su lugar, es practicamente utilizado como advertencia para evitar hacer el mal a alguien, aunque también suele utilizarse cuando ya se ha hecho el daño y ya fue regresado o a quién se lo hiciste ha tomado venganza, es un te lo ganaste, dicho de forma sutil, tal vez la mayoria de las personas han pasado por eso sin siquiera darse cuenta, pues se puede experimentar desde algo minimo, hasta lo más grave. He visto matrimonios destruidos por señalar un solo error, y se han olvidado de los noventa y nueve momentos felices que han vivido. Por esto presta atención mas a lo que te ha hecho feliz que al pero que miras. Por esto . No señales , más bien dispón tu vida a edificar y ayudar a otros; dando ejemplo de humildad, amor y paciencia.

La mejor manera de auto analizarnos , es primeramente mirarnos a nosotros mismos y no a los demás. No busques culpables cuando tu mismo cometes el error. Solo reconócelo y Dios definirá tu carácter genuino.

ORACIÓN.

Señor. Me miró tres veces a mi y me veo lleno de defectos, ayúdame a superarlos, sabiendo que una vez que lo reconozco, podré relacionarme mejor contigo y el prójimo. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario