SAL DE LA RUTINA Y APRENDE A DESCANSAR

Solo hace falta una buenas horas de descanso , para renovar nuestro pensamiento y retomar fuerzas para el cuerpo.

Has pensado en la importancia que es tomar un descansó, una pausa y reposar, de nuestras actividades diarias. Un buen descanso es crucial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, regular la frecuencia de respiración, mejorar el estado de ánimo, la salud mental, cardiovascular, cerebrovascular de las personas. Asimismo, cuando la calidad y la cantidad de sueño no es el adecuado, el proceso de razonamiento y atención de los problemas es más deficitario, aumenta el riesgo de padecer obesidad, enfermedades del corazón e infecciones y también incrementa la posibilidad de sufrir accidentes y lesiones causados por somnolencia y fatiga.

Más vale una mano llena de descansó que dos puños llenos de trabajo y correr tras el viento. Eclesiastés 4:6

El gran libro habla, que Dios creó la tierra en seis días y al séptimo descansó. Dios toma en serio el descanso porque el descanso requiere que confiemos en Él. Cuando dejamos de trabajar o de esforzarnos, renunciamos al control sobre el resultado de nuestros esfuerzos.

En el séptimo día completó Dios la obra que había hecho, y reposó en el día séptimo de toda la obra que había hecho. Génesis 2:2.

El descanso no es algo natural para nosotros, por eso en las Escrituras se nos recuerda tantas veces la necesidad de dejar nuestro trabajo. Cuando estamos sobrecargados de trabajo, somos más vulnerables a desobedecer a Dios.

Aun la tierra Dios le ordeno al hombre que necesitaba descanso. Mas hoy la hostigamos diariamente con destruirla y la llenamos de edificaciones , maquinarias y autopistas llenas de automobiles , contaminándola y no dejándola descansar. Mas se han olvidado que existe esta gran ordenanza a los hombres cuando cultiven la tierra.

Pero el séptimo año la tierra tendrá completo descanso, un reposo para el Señor; no sembrarás tu campo ni podarás tu viña. Levítico 25:4

Ahora Veamos; Si Dios y la tierra necesitaron reposar , cuanto más nosotros. No nos dejemos llevar por el afana y la anciedad, sin tener un momento de descansó, trallendo cansancio y agotamiento a nuestra vida.

No tengo reposo ni estoy tranquilo, no descanso, sino que me viene turbación. Job 3:26

Si trabajamos ocho horas , necesitamos descansar las mismas ocho. En nuestras labores, si trabajamos seis días, descansamos uno.

Seis días lo recogeréis, pero el séptimo día, día de reposo, no habrá nada. Éxodo 16:26 .

¿Por qué es necesario descansar?. Si lo ponemos en la práctica, esto traerá nuevas energías con nuevas ideas, ya que nuestra mente sale de lo cotidiano, se refresca con el reposo, para poder de nuevo activar nuestros pensamientos y nuestro cuerpo. La definición de «descanso» se aplica también a nuestros espíritus. Dios anhela refrescar nuestros espíritus y renovar nuestra fuerza. De manera similar, obedecemos a Dios cuando liberamos la ansiedad y la tensión de nuestras vidas y confiamos en que Él cuidará de nosotros.

Más el séptimo día es día de reposo para el Señor tu Dios; no harás en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el extranjero que está contigo. Éxodo 20:10

Ahora si tenemos un año de trabajo, es necesario que por lo menos tomemos una semana de vacaciones. Para reforzar nuestras energías y poder refrescar nuestra mente con algo diferente.

En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. Salmos 23:2

Cuando partimos de este cuerpo terrenal el Gran Libro Nos habla de de que también hay un descansó eterno. Esta promesa es para quienes han obedecido su Palabra y los que son justificados por su gran amor. Y es llegar a la presencia de EL ETERNO. Donde ya no habrá el afán de la vida física , sino el reposo de nuestra alma. Ahora es necesario saber entender mientras vivamos que nos llevará a este gran descanso. Ya que el pasaje de este boleto tiene un precio, en la cruz del calvario, y es reconocer el sacrificio de Jesucristo. El perdona nuestros pecados y nos otorga el pasaje a la salvación y la vida eterna.

Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas. Mateo 11:29

Si necesitas un descanso, detén ahora lo que estés haciendo, date un tiempo y has una pausa, reposa , veras que cuando regreses a lugar de labores de nuevo , vendrás diferente y renovado.

ORACIÓN

Señor. Ayúdame a dejar a un lado el afán y la ansiedad , permíteme tener conciencia del descansó , para poder tener mejor rendimiento en mi vida, trayendo a colación la importancia de cultivar en vida el descansó eterno. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario