CARTA A MI MADRE EN VIDA

La alegría y la tristeza tiene una estrecha relación , ambas se manifiestan en el entorno de nuestra vida, causando una misma balanza en nuestras emociones, la cual nos conllevan a poder manifestar un sentimiento y estado de ánimo.

Por eso hoy estoy alegre, de poder recordar de cada momento vivido con mi madre. Y el poder estar agradecido a Dios, de haberme concebido ser un hijo de su vientre. La cual Ella siempre desde mi nacimiento supo luchar por mi vida , ayudándome a crecer y ser formado. Ella siempre a sabido llenar mi vida de ejemplos de motivación y esfuerzo, para poder aprender a cómo afrontar y superar cada proceso que se presenta en mi desarrollo, desde niño a joven; y hoy que ya soy un adulto mayor, veo reflejado en su rostro el amor que siempre has sentido por mi. Tu siempre has sido un pilar, que sostuvo cada situación por difícil que fuera, para que nosotros pudiéramos entender el saber crecer y valorar los momentos de la vida.

En medio de la tristeza que estás sintiendo hoy mamá en tu interior, y al verte batallar con tu mente, de ver como la energía se te va desvaneciendo, sabiendo que no te responde ese carapacho de cuerpo. Te veo afligida en tus emociones y pensamientos, cuando profundizas tu mirada en tu interior. El silencio de tus pensamientos se profundizan en aceptar los procesos de cambios de vida; donde tú lucha es poder comprender lo que estás sintiendo. Ahora se que estas batallando con un desprendimiento de la vida. Sin saber ni imaginar cómo será el futuro e incierto que te espera, por el cual estás luchando para encontrar una gran respuesta.

Más al verte hoy mamá en la cantidad de años que has podido vivir, seguro que tu sabrías entender el privilegio de que cada proceso que es una victoria, y que aquella mujer fuerte y valiente que solías ser para enfrentar la vida; podrías de igual manera aprender a aceptar la gran voluntad de Dios.

“Por esto hoy madre no importando que tu cuerpo se desvanezca. tú interior siempre estará lleno de fuerza, felicidad y esperanza “.

Por eso Mamá no te preocupes, ya que te aseguro que allá en el cielo sera el lugar donde encontrarás muchas respuesta. Tu presencia en la eternidad formara una gran fiesta. Sabiendo que tú alegría será contagiosa en la eternidad. Así como nos contagiaste en nuestras vidas. Como madre y abuela.

Siempre te recordaré oh madre, por tus días alegres y de alboroto, con los cuales pudiste apagar cualquier tristeza. sabiendo darnos ánimos a cada uno. para aprender a disfrutar la belleza de la vida. De poder saber que el pasado que recuerdo tuyo será la felicidad del futuro de muchas generaciones. Por esto Madre solo debo darte gracias y pedirle a Dios en oración que te de un lugarcito en el cielo. Donde seguro que tu nombre será cambiado por el de Alegría. Con el que te mantendrás en la eternidad llevando felicidad a tanta alma afligida.

Más cuando nos encontremos en ese lugar eterno, me alegrare de seguir disfrutando de tu felicidad juntos con el Eterno Dios.

Hoy no estoy triste si no estoy alegre y feliz de haber podido ser tu hijo. Y agradecido estoy de Dios por tu presencia siempre en mi vida, aun cuando tengas que partir a la eternidad.

Te amo Mamá

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario