TÓMALE UNA FOTO A LA SOBERBIA

No te dejes manipular con tu propio ego y arrogancia. Reconoce tus errores y sabras caminar en humildad. Por eso la soberbia solo te limita y la sencillez te abre caminos de esperanza.

El hombre soberbio es engreído , su comportamiento altivo lo hace pensar solo en el, ya que su presunción es tener un alto concepto de si mismo, donde el orgullo y la soberbia hacen un papel importante es su petulancia. Para las personas soberbias y arrogantes todo lo que hacen está bien. No se equivocan nunca, y siempre encuentran una justificación para sus errores “Es que he recibido la información tarde”, “No me lo has explicado con claridad”…Si reciben una crítica, estos actúan a la defensiva y ni siquiera escuchan lo que le están diciendo. Por eso la soberbia implica la satisfacción excesiva por la contemplación propia, menospreciando a los demás. El soberbio se siente mejor y más importante que el prójimo, a quien minimiza de forma constante. Por eso se comporta de manera arrogante y suele generar rechazo entre el resto de la gente. La persona soberbia, su ego lo lleva a solo pensar en el, es vanidoso, altivo , disfruta del fracaso de los demás, le cuesta reconocer sus errores, se defiende cuando es criticado o atacado por su contrario, le cuesta pedir perdón. Posee una necesidad imperiosa que a veces es enfermiza, le gusta recibir halagos y como dice el dicho: “Se cree la última Coca-Cola del desierto” . Por eso, necesita que quienes le rodean estén continuamente alabándolo y resaltando todo lo bueno que hace, las cualidades que tiene, el éxito que está consiguiendo.

La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que habitas en las hendiduras de la peña, en las alturas de tu morada; que dices en tu corazón: «¿Quién me derribará por tierra?» Abdías 1:3.

El soberbio es una persona que en todo momento necesita tener el control de cualquier situación en la que se encuentra metida. No da el brazo a torcer ya que es impetuoso y resabiado. Se molesta por el éxito alcanzado por otra persona, llegando incluso a sufrir por su egoísmo, envidia e hipocresía . Por eso la soberbia generalmente sirve como un mecanismo de compensación de una gran inseguridad y poca confianza en uno mismo. Es un rasgo de personalidad que se va forjando en la infancia. Aunque cualquier persona puede comportarse de forma soberbia en un momento determinado por ciertas situaciones en su vida, lo más común es que sea un patrón estable de responder ante la vida.  En el caso de que sea una característica de personalidad, va a ser difícil de modificar, aunque no es imposible. Por lo generar se manifiesta con una terquedad persistente , donde su propósito es solo lograr su objetivo, no importándole el daño que pueda causar a los demás. la soberbia se encuentra el Trastorno Narcisista de la Personalidad. El narcisismo es el término psicológico para la soberbia. Y pueden distinguirse dos tipos: el narcisista vulnerable, y el grandioso. El primero es el que utiliza la soberbia para compensar su inseguridad, y el segundo, realmente se cree tan perfecto como se muestra.

Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; pero con los humildes está la sabiduría. Proverbios 11:2 .

En algunos casos, una persona se puede volver soberbia por ciertas experiencias que haya vivido, el cual le a endurecido su corazón al consejo y se deja llevar por sus propias formas de pensar y actuar. Al soberbio no le gusta que lo amonesten y confronten con esa debilidad , se encierra en su mente y el mismo se causa dolor. Por lo general su condición pecaminosa no lo deja ni escuchar la voz de Dios, ya que son duros de cerviz.

Los amonestaste para que volvieran a tu ley, pero ellos obraron con soberbia y no escucharon tus mandamientos, sino que pecaron contra tus ordenanzas, las cuales si el hombre las cumple, por ellas vivirá. Y dieron la espalda en rebeldía, endurecieron su cerviz y no escucharon. Nehemías 9:29.

La única verdad es una forma de esconder y compensar la inseguridad, inferioridad, falta de confianza en uno mismo. De ahi que la persona soberbia es insegura y siempre quiere proteger su autoestima, con un mecanismo de defensa que lo único que quiere es demostrar su auto-valía. Por eso deja ya la soberbia y ríndete; entregando tu vida en obediencia a Dios, del cual obtendrás la humildad, la sencillez y la modestia, que serán las mayores riquezas. Estas entrarían a tu vida y te formarían un hombre con propósitos y bendiciones de parte de el Eterno, lleno de prosperidad espiritual. Que traería paz a tus decisiones y seguridad en los consejos recibidos de parte de El.

Guarda también a tu siervo de pecados de soberbia; que no se enseñoreen de mí. Entonces seré íntegro, y seré absuelto de gran transgresión. Salmos 19:13.

Solo el soberbio sufre es su soledad. Mas el humilde llena su hogar de alegría en su sencillez

ORACIÓN

Señor ayúdame a reconocer cuando la soberbia esté tocando mi puerta, dame tu Espíritu Santo, con que puedo combatirla y desecharla de mí interior, para que la sabiduría llene mi vida con humildad. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario