VENCER LA TENTACIÓN

Cuan fácil le echamos la culpa a al Diablo de todo lo que pasa. Mas es la debilidad la que ha llevado a consumir el pecado. Abre tus ojos espirituales y no te dejas seducir.

La tentación es la instigación que induce el deseo de algo prohibido. Puede tratarse de una persona, una cosa, una circunstancia u otro tipo de estímulo. Cuando somos seducidos por algo o alguien que es prohibido para nuestro bienestar. Es de igual manera cuando dejamos que la provocación nos engañe a nuestros ojos. Todos en algunos momentos hemos vivido ser tentados. Como aquel que quiere bajar de peso y ve en el mostrador de la pastelería un rico y delicioso dulce, los ojos se aferran concentrados en dicho manjar, el cuerpo empieza a saborear internamente su sabor, mas la conciencia te advierte que no puedes ya que te has comprometido a bajar de peso. Mas ahi has logrado ser tentado y no has pecado si te retiras y no lo haces. Mas si te dejas llevar por el cuerpo y lo compras y te lo comes entonces has sido seducido por la tentación y has pecado comiéndotelo. Así es que funciona las tentaciones en el ámbito espiritual. Dios te dio un orden para las cosas , el estableció unos mandatos con el único propósito de que puedas vivir para su reino. Mas existe un ser de igual manera espiritual llamado Satanás que esta acompañado con una cantidad de demonios. Que su deber es provocarle tentación al hombre que ha decidido caminar bajo los principios de Dios. Su astucia es provocar que esta persona reniegue o se salga del camino correcto, su misión es enviar a sus demonios a preparar una trampa para seducirlo con algo prohibido. Este se puede presentar muy hermoso y aun auto justificado a los ojos, mas detrás hay un telón escondido que cuando se le permite entrar entonces es donde el pecado se manifiesta en la vida. Hay es cuando dejamos que nuestra debilidad intrínseca aleja al hombre de los caminos de Dios. El primer caso de tentación de la historia que se conoce es presumiblemente el que condenó al pecado eterno a Adán y Eva. Satanás tiene la costumbre de mostrase como luz, tratando de engañar tu mente y tus emociones. En muchas ocaciones somos tentados por el mostrándonos caminos que parecen hermosos, llenos de satisfacción y placer; Pero la verdad que son oscuros, tenebrosos, que te producirán sufrimientos y espinas en tu alma, llevándote al pecado y la muerte espiritual. Jesucristo lo experimentó cuando Satanás se le presento y lo reto.

Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan. Jesús le respondió: Escrito está: «No solo de pan vivirá el hombre.» Lucas 4:4.

Más El dio una gran respuesta , que es con la que vencernos la tentación y es poner en practica en nuestra vida lo que hemos aprendido de la Palabra de Dios, con la cual nos da el poder de vencer y reprender la tentación. Por esto . Uno de lo objetivos de el diablo en estos últimos años, es mostrarle al mundo que todo es normal, como es el adulterio, fornicar o lo homosexual; que practicar estos pecados son aceptables para la sociedad. Esto es el pan que le ofrece con el cual esta provocando a la sociedad. El se muestra como justiciero y es aun te invita a que lo pruebes y veras que no te va suceder nada. Mas la Palabra es muy cortante con descubrir sus artimañas. Y separa a los que practican el pecado llamándolo por su nombre.

El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha pecado desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó con este propósito: para destruir las obras del diablo. 1 Juan 3:8.

Hay quienes quieren conquistar el mundo acompañados y postrados al diablo, su ambiciones de poder, los llevan a querer hacer maldad, sin importarles el sufrimiento de los demás, para obtener lo que se proponen, son aves de rapiña comiéndose unos a otros. Mas si volvemos a aquel lugar donde Jesucristo fue tentado. El Diablo le mostró su terreno donde opera y tiene a muchos engañados.

Llevándole a una altura, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo. Y el diablo le dijo: Todo este dominio y su gloria te daré; pues a mí me ha sido entregado, y a quien quiero se lo doy. Por tanto, si te postras delante de mí, todo será tuyo. Respondiendo Jesús, le dijo: Escrito está: «Al Señor tu Dios adoraras, y a El solo servirás.» Lucas 4:8.

Y una vez mas Jesucristo le recito las escrituras , para vencer la tentación . Por esto te recomiendo que actúes bajo los principios establecidos por su Palabra y podrás descubrir que no es alcanzando al mundo que podrás encontrar objetivos de paz espiritual. Ya que este tiene un telón abierto de maldad y destrucción con su protagonistas el diablo y sus secuaces. Cierra ese telón y abre tus ojos al cielo donde tu paz interior formara un hombre con principios y verdades , con lo cuales podrás alcanzar metas y objetivos, de acuerdo a la voluntad perfecta de Dios.

Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros. Santiago 4:7.

El diablo sabe cual es su futuro, pero el no quiere llegar solo, si no tratar de arrastrar con el las almas de los hombres que más pueda. Por esto cuando estamos construyendo nuestra vida sobre la Piedra Angular, que es Jesucristo, sabremos edificar una vida sólida capas de soportar cualquier tormenta y aun mas cualquier tentación.

Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno. Mateo 10:28.

Tu decides si te dejas arrastrar por la tentación o si la vences con la Palabra de Dios.

ORACIÓN.

JESUCRISTO tu eres mi salvación, guárdame y protégeme de toda tentación, reconozco el poder de Tu Palabra, para manifestarla cuando el diablo trate de persuadirme, declarándola y haciéndola verdad en mi vida. Amén.

Compartir:

Deja un comentario